23 octubre, 2013

Urban folly

por Arquine | @arquine

Z:�0_PROYECTOS�70_2010_Gwangju Folly�2_ANTEPROYECTODOC GRAFI

Communication Hut, Gwangju, Corea del Sur, 2011

Cliente: Gwangju Metropolitan City
Arquitectura: Herreros Arquitectos
Director: Jens Richter
Equipo de Proyecto: Margarita Martínez, Gonzalo Rivas Zinno
Arquitecto local: D’espacio Architects
Superficie: 460 m2

Z:�0_proyectos�57_2010_ROM GalleryEXPOSICION GALERIADOC GRAF

¿Como enfrentarse a una intervención que intente respetar la esencia del lugar pero al mismo tiempo lo reinvente? Puede que esa fuera la pregunta que se hizo el estudio Herreros Arquitectos a la hora de solucionar el encargo para una pequeña plaza en Gwangju, Corea del Sur. Encontrándose con un pequeño espacio rodeado de árboles, el estudio madrileño lo tomó como un punto de partida para trabajar: “En Jangdong 4-way cross queremos construir un sencillo manifiesto de arquitectura contemporánea. Los árboles que allí nos reciben son ya parte del proyecto. También lo será el plano del suelo una vez limpio de todo accidente para convertirlo en el soporte neutro listo para recibir la actividad cotidiana. Lo pavimentaremos de un solo material pero en diferentes colores y texturas. Algunas de sus piezas emergen de su plano liberándose para sugerir la acción de sentarse, tumbarse, reunirse o conectarse simulando una serie de bancos, mesas o altares urbanos”.

Acciones y espacios sencillos que parecen acercarse al mismo origen de la arquitectura: “la historia se ha interesado por imaginar cómo habría sido la manifestación primigenia de la arquitectura. Esta búsqueda frecuentemente se centró en la idea de protección para las personas y se resumió en la acción física de “cubrir” un espacio. Desde hace algunas décadas, otros ingredientes menos físicos han venido a dar carta de naturaleza arquitectónica a otras acciones como calentar, iluminar, acumular información o convocar a las personas”

¿Cómo construir al tiempo esa múltiple naturaleza? Si los arboles y el suelo son mantenidos en la propuesta ¿dónde actuar entonces? “sólo nos queda conquistar el aire”. La intervención se manifiesta en una linea flotante de geometría suave sostenida sobre la cabeza de los transeúntes y demás usuarios del espacio y que se introduce y bifurca fugazmente entra la naturaleza. “Una gran pieza ingrávida que ilumina, calienta, informa, emite sonidos y olores programados o facilita conexión Wi-fi a los transeúntes mientras describe un trazado lineal que dibuja el contorno invisible del espacio liberado por los árboles. Tres postes permiten colgarla y percibirla flotando a la altura de las copas de los árboles (…) Durante el día, el protagonismo es para el suelo. De la pieza colgada serán más importantes sus reacciones y emisiones que su presencia. Por la noche, surge la luz sin percibirse de dónde cuelga la lámpara y se oscurece el suelo”.

Su nombre, urban folly –donde el sonido de folly recuerda a las folies que Bernard Tshumi diseñó para el parque de la Villete en París- parece aludir a este juego geométrico que combina lo tecnológico y lo natural, la necesidad mínima de protección más primigenia, con las necesidades de la sociedad del nuevo milenio y que se soluciona con dos sencillas actuaciones que parecen rozar lo simbólico: “Ambas acciones son independientes en geometría y espíritu: pavimentar y equipar energéticamente son las nuevas acciones en las que se convierte la construcción de la cabaña contemporánea”.

La idea de la cabaña primitiva no es solo esa dialéctica de lo natural y lo artificial, es aquello que marca el límite de lo que puede ser lo mínimo que una arquitectura debe presentar para ser eso, arquitectura. Fenomeno que es en realidad cambiante, necesariamente adaptado a las nuevas necesidades que el tiempo impone. “El sueño de un Laugier transpuesto al siglo XXI visita una ciudad histórica en transformación. Pasado, presente y futuro se dan cita en un punto clave para las recientes conquistas democráticas del país”.

HA_GWANGJU FOLLY_05

HA_GWANGJU FOLLY_PARK JOOHYUN_03

HA_GWANGJU FOLLY_JON-GHO KIM_01

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Quino (1932-2020)

Joaquín Salvador Lavado Tejón, conocido por el mote que desde pequeño le dieron en su familia: Quino, dirigió varias veces la afilada punta de su lápiz a la ciudad y la arquitectura sometidas, a sus ojos, a una idea de progreso que a la larga resultaba más bien destructiva. Aquí algunos pocos de esos cartones de Quino, quien murió hoy 30 de septiembre, a los 88 años.

Ver más
Publica

David Adjaye gana la medalla de oro del RIBA 2021

David Adjaye, arquitecto ghanés nacido en Dar es Salaam el 22 de septiembre de 1966 y que desde los nueve años vive en el Reino Unido, fue galardonado con la Medalla de Oro del Instituto Real de Arquitectos Británicos (RIBA) para el 2021. 

Ver más