10 septiembre, 2021

Una importante industria de educación avanzada

por Karen Hinojosa

 

El discurso de las universidades y la economía creativa ha cobrado fuerza en los últimos 30 años1, y con justa razón: hay aún mucho por hacer y no hemos aprovechado la capacidad colaborativa de nuestras sociedades. La creatividad humana y la educación, así como su aglutinamiento en las ciudades, albergan la esperanza de la resolución de las profundas crisis que enfrentamos.

Quizá como un reclamo por su potencial aún no alcanzado, la educación se enfrenta actualmente con una crisis de identidad. Se han cuestionado sus formatos, su relevancia, su utilidad. Se le ha tachado de obsoleta. También, al discurso sobre el capital creativo urbano se le ha recriminado su incapacidad para detonar una mejora con equidad, sin desencadenar procesos de segregación social como la gentrificación2. Pareciera que la obsolescencia de nuestros encuadres económicos, políticos y también disciplinares nos detuviera en un momento clave.

La década de los sesenta vio nacer una serie de arquitecturas radicales, la mayoría no construidas, que abordaron la obsolescencia como un detonante creativo3. Potteries Thinkbelt es el título de uno de esos proyectos, una crítica de Cedric Price al sistema universitario centralizado y tradicional4. Han pasado seis décadas desde esta propuesta, pero el panorama ante el que se encontraba su autor es muy familiar hoy en día en el sur global: ciudades que han dejado su pasado industrial atrás, sin una visión clara que permita a su población el desarrollo de sus capacidades para acceder a mejores posibilidades de vida.

Potteries Thinkbelt: diagrama maestro.  Fondo Cedric Price. Collection Centre Canadien d’Architecture/ Canadian Centre for Architecture, Montréal

 

Potteries Thinkbelt estaba pensado para desarrollarse en un territorio extenso (cubriría la superficie aproximada de Reynosa, Tamaulipas con 180 km2) y se diseñó para ser una red infinitamente ampliable a través de la movilidad, facilitada en este caso por los remanentes del pasado industrial inglés: el ferrocarril. La propuesta es sistémica, abordada desde el ámbito territorial, económico, cultural y ambiental en superposiciones interesantes con una visión amplia. La red no sólo transportaría a las personas entre aulas y viviendas, sino que los propios vagones se convertirían en unidades de enseñanza móviles.

Además de poder desplazarse, como la Walking City de Ron Herron, aparecen en Potteries Thinkbelt los elementos más característicos de la escena de arquitectura radical de los sesenta y setenta: la modularidad, los elementos inflables, las grúas y la tecnología. Concibiendo su propia reactivación económica de inspiración New Deal, Price plantea cómo la instalación de la universidad-red sobre la infraestructura ferroviaria obsoleta permitiría también abrir oportunidades de empleo para la población desocupada en el territorio postindustrial.

Ferrocarril Central Mexicano, 1903. Publicado en Poor’s Manual of the Railroads of the United States, Harvard, 1917.

 

Desde la arquitectura, Potteries Thinkbelt es un proyecto todavía relevante  por las posibilidades de recuperación material, ligereza, flexibilidad y sostenibilidad que nos plantea. Asimismo, toda arquitectura del pasado esconde siempre frescura según el encuadre que lo contenga. Desde el urbanismo, es un proyecto radical porque ejemplifica un cambio de paradigma en nuestra comprensión de la transformación urbana. El entendimiento de los límites de la disciplina para Cedric Price desbordan a la producción de formas y materia ya que, aunque los medios son técnicos y constructivos, lo trascendente de sus proyectos se encuentra siempre más allá, en su cuestionamiento y su función social, no en su materialidad. Para arquitectos y urbanistas, este proyecto ejemplifica el buen uso de unas competencias disciplinares básicas de análisis, creación, representación y comunicación como medios para lograr cambios estructurales más profundos que tengan un impacto directo en la vida de las personas.

Price planteó en este proyecto y en otros aspectos de su práctica el pensamiento sistémico, desde un enfoque para identificar y luego conceptualizar problemas de diseño hasta la gestión y organización de los horarios de trabajo de su oficina. La teoría de sistemas propone que la optimización de un sistema viene no desde la mejora de sus partes, sino de las relaciones entre ellas. Aquel sistema educativo que Price aspiraba a optimizar fortaleciendo el acceso desde la movilidad, hoy podría plantearse incluso sin desplazamientos.

 

La clave está en el acceso

Todavía es posible imaginar y generar enfoques alternativos donde el poder transformador del capital creativo no se reduzca exclusivamente a una lógica del dinero. Para ello, tenemos que ampliar la mirada, poner atención al encuadre, detectar las ausencias y crear intencionadamente oportunidades para apoyar proyectos más equitativos y creativos, fortaleciendo el trabajo colaborativo de alto impacto en el territorio.

Fotomontaje de vistas aéreas del esquema Potteries Thinkbelt. Fondo Cedric Price, Collection Centre Canadien d’Architecture/ Canadian Centre for Architecture, Montréal

Potteries Thinkbelt no se construyó. Sin embargo, si nos alejáramos, al igual que sus aulas vagón, cada vez más de aquella imagen de universidad de puertas cerradas, en la que la Gramática, llave en mano, le abre las puertas del conocimiento exclusivamente a algunos concluimos que Potteries Thinkbelt, con sus lógicas territoriales, su encuadre estratégico, su aprovechamiento de lo subutilizado, su reclamo por el poder detonador que tiene la educación, tiene aún hoy mucho que enseñarnos sobre la creación y distribución del conocimiento y las posibilidades que las redes nos abren.

 

(1503) Typus Gramatic. Alemania, 1503. [Fotografía de publicación] Recuperado de la Biblioteca del Congreso

 


Karen Hinojosa, Directora nacional de la Licenciatura en Urbanismo en la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño del Tecnológico de Monterrey.

_

1 (Florida, 2002).

2 (Gross y Wilson, 2020).

3 (Abramson, 2021).

4 (Lobsinger, 2020).

_

Abramson, D. (2021). Fixing Obsolescence: En Obsolescence: An Architectural History (pp. 79-106). Chicago: University of Chicago Press.

Florida, R. (2002). The rise of the creative class (Vol. 9). New York: Basic books.

Gross, J., & Wilson, N. (2020). Cultural democracy: an ecological and capabilities approach. International journal of cultural policy, 26(3), 328-343.

Lobsinger, M.L. (2020). Optimizing freedom and choice: Cedric Price Potteries Thinkbelt. En Neoliberalism on the Ground, Architecture and Transformation From the 1960s to the Present.

La autora agradece al Canadian Centre for Architecture por su amable apoyo y el permiso de uso de las dos imágenes del fondo Cedric Price.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./