29 octubre, 2015

Un pequeño lugar donde experimentar

por Pedro Hernández Martínez | @laperiferia

Brooklyn Garden Studio_02

¿En qué medida un estudio de arquitectura puede experimentar sus propios experimentos? Si la arquitectura tiende a ser una disciplina consciente de que no siempre puede encontrar la solución óptima, o que hay veces en las que las pruebas o deseos no salen como esperan, como arquitectos siempre tenemos la posibilidad de probar soluciones en pequeños casos, casi como auto-encargos para uno mismo. Uno de estos casos es una pequeña habitación-estudio de madera, diseñada y ejecutada (autoconstruida) por Nicholas Hunt, de hunt arquitecture D.P.C., en un jardín de una casa de Brooklyn, Nueva York.

Se trata –en palabras del propio Hunt– de “espacio aislado, un lugar de escape dentro de la abrumadora ciudad, tanto en su acto de construcción como en su habitación misma, un oasis aislado y una plataforma para experimentar ideas y detalles de su práctica, ideal para disfrutar de un libro o una siesta”.

Brooklyn Garden Studio_03

Y es que desde siempre, la cabaña propia –esté realizada en la densidad de la ciudad o del bosque­– ha sido un tema repetido una y otra vez dentro y fuera de la arquitectura. Pensemos por un momento en personajes como Martin Heidegger o Henry David Thoreau, que abogaron por la cabaña autoconstruida como lugar de refugio desde el que imaginar nuevas formas de pensamiento o explorar la obra propia. Pero frente a lo que supone para el filosofo o el escritor, la cabaña, en especial la autoconstruida, ofrece la posibilidad de enfrentarse al trabajo propio desde el diseño hasta la habitación. Sea en el caso presentado, para aislarse del mundo, o en la costa mediterránea, como hizo Le Corbusier, la pequeña cabaña es el lugar donde explorar nuestro propio ser, de llevarlo más allá y formular lo mínimo necesario que hace que la arquitectura sea arquitectura.

Brooklyn Garden Studio_06Brooklyn Garden Studio_05Brooklyn Garden Studio_01Brooklyn Garden Studio_04

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

¿ Quién necesitaba jugar al tenis de mesa en la oficina ?

Antes de lanzar cualquier hipótesis sobre cuál es el futuro inmediato de los espacios de trabajo, cabe preguntarse: ¿son las nuevas formas de organización espacial construida por la arquitectura las que propician nuevas formas, usos y funciones en un espacio?, ¿o son más bien las nuevas demandas de las empresas y negocios las que posibilitan llevar las soluciones arquitectónicas más allá de lo conocido?

Ver más
Publica

El orden de todas las cosas

La casa, parece, es el nuevo escenario de conquista. Su enemigo, el desorden. Nuestra capitana, Marie Kondo, quien, con su nuevo programa en la plataforma de entretenimiento Netflix, acapara ahora comentarios diversos.

Ver más