31 julio, 2019

UN LUGAR: murales del territorio

por Arquine | @arquine

Nombre de proyecto: Un lugar : murales del territorio
Curaduría y diseño: Jorge Ambrosi y Gabriela Etchegaray
Equipo de diseño: Castaña Arango, Ivo Martins, Sarah Tanguy
Sección ilustrada: Hugo Sánchez
Diseño de Iluminación: Artec3 Studio
Montaje: Gustavo Hernández Ordaz herrería, Custom Display
Colaboradores: Marcos Colin, O-RU, Marina Povedano, Carlos Zedillo, Facultad de Arquitectura UNAM

Página web: ambrosietchegaray.com
Ubicación: Ciudad de México
Fecha: 2019
Fotografía: Sergio López

 

Un lugar: murales del territorio es una sucesión de vacíos abierta a la interpretación del visitante. Es además un lugar diferente para cada persona, pero también un lugar distinto cada vez que se recorre. Acceder a la exhibición, transitarla y recorrerla supone un ejercicio de conciencia e interacción del cuerpo con el espacio.


La sucesión de vacíos no se muestra de forma explícita, sino que se experimenta y se descubre en paralelo a la sucesión de escalas, de lugares: desde la galería hasta el vacío delimitado por los dos murales de piedra. Uno tras otro, los espacios interpelan al visitante, obligándole a tomar partido.

En un primer espacio, el corte —el ilustrado y el tallado—de un mar a otro, trazado originalmente por el naturalista Alexander von Humboldt, representa la búsqueda por congeniar el mundo visible y el invisible como dos dimensiones inseparables del territorio. Este, permite esbozar la complejidad de un lugar, revelando visualizaciones geográficas en las que el territorio representado se convierte en el paisaje imaginado, y da pie a una lectura metageográfica que sirve para revelar el vacío de nuestro territorio.


Al abandonar la galería para adentrarse en el perímetro curvo, sólo queda volver la mirada a nosotros mismos. Transitar un vació angosto entre dos superficies en las que nos vemos reflejados nos obliga a reconocernos, a observarnos con otros ojos, a encontrarnos entre dos caras del individuo: la ortogonal y ordenada, y la indefinida y curva. Esta es una invitación al tránsito entre lo racional y lo irracional.

Cruzar el último umbral supone hacer un doble salto de escala. El primer salto —material—se acomoda al vacío delimitado por los murales; mientras que el segundo salto —conceptual—obliga pasar desde lo individual hacia lo territorial y colectivo. La materialidad de las superficies rodean al visitante para dejar entrever la topografía del territorio mexicano, y lo hace sin señalar fronteras políticas, invocando tan sólo la tactilidad y tectónica que sugieren la piedra tallada y el lenguaje muralista.


En ambos murales, el territorio de México se desnuda para el visitante, y lo hace a través de su orografía y batimetría más cruda. Mientras en uno de ellos puede leerse el territorio de forma literal, el otro ha sufrido el vaciado de aquellas áreas devastadas por fuerzas naturales y antrópicas, sociales y culturales. Entre ambos, el visitante debe identificar su territorio conocido, pero también encontrarse de nuevo a sí mismo, volviendo la mirada hacia sí para identificarse como parte de un colectivo y de un lugar.

Un lugar: murales del territorio es un recorrido sereno desde lo individual a lo colectivo; hacia la inmersión de un sujeto autoconsciente en la colectividad geográfica y social.


Las piezas en piedra y la sección ilustrada que conforman esta exhibición fueron parte del Pabellón de México Echoes of a Land en la 16a Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia 2018.

Agradecemos al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, a través de la Subdirección General del Patrimonio Artístico, liderado por la Mtra. Dolores Martínez Orralde, el apoyo en esta iniciativa con fines de divulgación y renovada utilización de los murales del territorio.

Hasta el 17 de agosto, 2019  en la Galería José Luis Benlliure | Facultad de Arquitectura – UNAM |  Ciudad de México

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Casa Naila

Casa Naila cuenta con una plataforma de concreto la cual eleva el suelo por encima del nivel de la arena; el patio es en forma de cruz y tiene cuatro volúmenes de siete metros de altura, con un techo inclinado que enmarca las vistas al mar.

Ver más
Publica

Edificio CYTA

CYTA se enclava en la ciudad ofreciendo una vida urbana y un ambiente de diseño coherente, desde los pequeños detalles hasta la concepción total del edificio, resultando en un proyecto de valor agregado para sus usuarios y la ciudad.

Ver más