Tag: Luis Barragán./

Fecha./

Go Hasegawa: Flying Carpet

La intervención del arquitecto japonés Go Hasegawa en los jardines de Barragán en la Ciudad de México, suspende un corredor entre la vegetación plantada por Barragán mismo.

28 octubre, 2019

¿Cómo lo haría un ranchero?

Macizo, lógico, bonito. Estas son las notas que distinguen desde siempre a la buena artesanía, a la arquitectura hecha por sus propios usuarios cuando son dueños de su cultura y de su oficio. Como querían los clásicos, desde Vitruvio: Firmitas, Utilitas, Venustas: Firmeza, Utilidad, Belleza.

14 octubre, 2019

De la tierra al cielo: entrevistas a arquitectos

Un paseo desigual por las vidas y las obras de algunos arquitectos mexicanos que termina sin aclarar qué los une y en qué medida este compendio pretende trazar, o no, una condición singular de la arquitectura mexicana. 

11 octubre, 2019

La modernidad mal entendida

La modernidad en Guadalajara, o lo que se ha entendido por tal, ha sido una trituradora del patrimonio tapatío.

1 julio, 2019

Esplendores de Chapala (y algunos ocasos)

El patrimonio de una población comienza con sus riquezas geográficas. La abolición de la playa, y hasta del nombre, de Chacaltita, fue un grave demérito para Chapala.

17 junio, 2019

Jardines del Bosque: al rescate del patrimonio tapatío

Hacia 1957, Luis Barragán proyectó el fraccionamiento Jardines del Bosque. Como ingreso norte, compuso una plaza-calzada que recibía a los habitantes y  visitantes que llegaban al desarrollo por su principal acceso.

10 junio, 2019

Los jardines de Barragán

La obra intimista y doméstica de Barragán, que adquirió fama y reconocimiento internacional en los últimos años de su vida, se debe complementar con los jardines, los parques, los desarrollos residenciales que llevó a cabo como promotor y los proyectos urbanos y abstractos que se quedaron en el camino.

23 noviembre, 2018

Barragán en la Condesa

Una parte del patrimonio de Barragán se concentra en una de las colonias más concurridas de la Ciudad de México, una que no necesariamente piensa al inmueble como un museo al que se pueda acudir para apreciar los cambios de la luz y las soluciones volumétricas.