24 junio, 2020

Super Sam

por Alejandro Hernández Gálvez | @otrootroblog

Eustachy Kossakowski nació en Varsovia el 25 de septiembre de 1925. Estudió arquitectura en la Universidad Tecnológica de Varsovia pero desde 1957 empezó a trabajar como fotógrafo para Zwierciadło, una revista de moda para mujeres. La fotografía era una tradición familiar. Su abuelo, Stanislaw Kossakowski, fue uno de los fundadores de la Sociedad Fotográfica de Varsovia y su padre, Jan Kossakowski, reconocido cirujano, también tenía la fotografía como pasatiempo. Entre los años 50 y los 60, Eustachy se dedicó a fotografiar la vida cultural y social de Varsovia y de otras ciudades polacas. En 1970 se exilió a París donde vivió hasta su muerte, el 25 de noviembre de 2001. En Polonia existe un archivo con parte de su trabajo: más de 170 mil fotografías. Entre ellas, 37 fotografías del día de la inauguración de Super Sam, el 6 de junio de 1962. En una de las imágenes vemos a un grupo de empleadas, la mayoría vestidas con un uniforme negro de amplios cuellos blancos, rodeando a un supervisor que parece dar las últimas instrucciones antes de abrir las puertas de la tienda. Al fondo, al otro lado de las vidrieras de la fachada, la gente está formada, lista para entrar. En otra foto tres cajeras, con el mismo uniforme, se preparan en sus puestos mientras, desde afuera, las observan tres niños entre la multitud ansiosa por entrar. En una tercera foto, las puertas se han abierto, la gente empieza a entrar. Varios hombres vestidos de traje oscuro y corbata, clientes o supervisores, quién sabe, se pasean entre pasillos que harían sonreír a Andreas Gursky.

El edificio donde se inauguró la primera sucursal de la cadena de tiendas de autoservicio Super Sam fue diseñado por los arquitectos Jerzy Hryniewiecki, Maciej Krasinski y Ewa Krasinska, y los ingenieros Waclaw Zalewski, Stanislaw Kus y Andrzej Zorawski. Hryniewiecki había estudiado arquitectura también en la Universidad Tecnoógica de Varsovia. Era de aquellos que diseñaban desde un sello postal hasta el territorio. En una conferencia que dictó en Cracovia en 1945, dijo:

“La planificación urbana actual no puede reducirse a la forma de casas, calles y plazas. La ciudad de hoy es un punto nodal del área que afecta; la ciudad es sólo el centro de gravedad del distrito o región. Finalmente, es sólo una confluencia de la red de carreteras a lo largo de la cual la ciudad se extiende aún más a media que aumenta la velocidad de comunicación. Es por eso que la planificación urbana se está convirtiendo en la arquitectura del paisaje y la ciencia principal de la configuración consciente de este paisaje.”

Más adelante, Hryniewiecki agregaba que “el problema de la ciudad nos e limita hoy a un pequeño edificado. Hoy los límites de la ciudad son los límites del área bajo la influencia directa de un gran grupo de población.” Entre sus proyectos están el Stadion Dziesięciolecia —Estadio del décimo aniversario del Manifiesto de julio— inaugurado en 1955, y la Spodek de Katowice, inaugurada en 1971, y diseñada, como el Super Sam, junto con los esposos Maciej Krasinki y Ewa Krasinska.

Stadion Dziesięciolecia
Spodek de Katowice
Spodek de Katowice

Tanto en la Spodek como en el Super Sam, el ingeniero principal fue Waclaw Zalewski. Nacido en Samogródku en 1917, Zalewski estudió ingeniería en la Universidad Tecnológica de Varsovia. Su trabajo —escribe David Foxe— “demuestra un reconocimiento consciente de la forma visual y su influencia, de su poder da cautivar al proveer de un efecto reconocible y memorable que corresponde a los principios estructurales abstractos y ofrece una perspectiva sobre cómo crear estructuras no es una tarea únicamente de cálculo o el simple resultado de reglas eternas.”

Gimnasio Pedro Elías Belisario Aponte

Entre 1962 y 1966 fue profesor invitado en la Universidad de los Andes, en Mérida, Venezuela. Aunque en 1966 se unió al cuerpo docente del Departamento de arquitectura del MIT —donde enseñó hasta 1988—, siguió realizando varios proyectos en Venezuela, como el Gimnasio Pedro Elías Belisario Aponte, en Maracaibo, diseñado en 1968 por el arquitecto Antonio Vegas Rodríguez, el Centro Social Italo-Venezolano, en 1980, o el pabellón de Venezuela en la Expo ’92 de Sevilla. Del Supersam, Zalewski escribió:

El edificio del Super Sam en el centro de Varsovia aloja dos supermercados de autoserrvicio (“sam” significa “uno mismo” en polaco) que flanquean las áreas de almacenamiento y preparación al centro. El problema que resolvió la solución estructural fue crear un techo “emblema” que también expresara la configuración tripartita de los espacios interiores.” Desde el principio se favoreció la idea de un techo colgante. Sin embargo, ese diseño normalmente hubiera requerido tensores inclinados como contrafuertes que hubieran consumido valioso terreno y que, por su exposición exterior a nivel del suelo, hubieran sido particularmente vulnerables a colisiones de vehículos o vandalismo. Mediante variaciones progresivas del diseño, la solución fue eliminar los contrafuertes alternando cables y arcos de curvatura similar. El componente exterior de la trabe del arco balancea exactamente el componente interior del cable a tensión en cada extremo, dejando que sólo los componentes verticales de estas fuerzas sean soportados por columnas. Los cables y arcos alternados producen una forma plegada rica y agradable para el techo.

Maqueta de Super Sam

El 9 de abril del 2006 el Super Sam cerró después de que un inspector notó que la estructura de los arcos del techo presentaba corrosión. A pesar de una campaña que intentó recuperar el edificio, en diciembre de ese mismo año fue demolido.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Mestizajes: de una exposición disonante

«Disonancias mexicanas» es una exposición que se presenta en el Museo Franz Mayer y que pretende, desde el diseño industrial, explorar la condición «mestiza» del mexicano etiquetándola como una «disonancia cognitiva», quedándose corta en su manera de entender tanto lo mestizo como la disonancia.

Ver más
Publica

La arquitectura [tal vez no] ha muerto

Alvaro Siza declaró que la arquitectura está agonizando. Quizá lo que se está transformando o extinguiendo es la figura del arquitecto como autor. Quizá hay que darle la vuelta al mito y el nacimiento de un habitante emancipado deba pagarse con la muerte del arquitecto-autor.

Ver más