5 junio, 2019

Stanley Tigerman (1930-2019)

por Alejandro Hernández Gálvez | @otrootroblog

Architecture, I think, is intrinsically an ethical enterprise; it is an ethical project.

Stanley Tigerman

A los 88 años, el 3 de junio murió el arquitecto de Chicago Stanley Tigerman. En una entrevista publicada en el Journal of Architectural Education en el 2011, Tigerman dijo que cuando tenía doce años, en 1943, publicaron un libro llamado El manantial. Tras leerlo decidió que quería ser arquitecto.

Stanley Tigerman nació el 20 de septiembre de 1930 en Chicago, único hijo de una muy pobre familia judía. Tras estudiar un año en el MIT, Tigerman abandonó la escuela —“familia pobre, toda esa basura, demasiado equipaje,” dijo en otra entrevista, de 1998. El decano del MIT, Bill Wurster, le consiguió un trabajo como aprendiz en la oficina del arquitecto George Fred Keck. durante un año. Después intentó abrir su propia oficina. Fracasó. Siguieron cuatro años en la marina y al regresar a Chicago trabajó en varias oficinas, incluyendo SOM, donde participó en el proyecto de la Academia de la Fuerza Aérea. Tigerman buscó obtener su título de arquitecto a partir de su experiencia. Yale lo aceptó y mientras estudiaba de día trabajaba de noche en la oficina del director, Paul Rudolph. Quería hacer en un año el programa de cuatro; Rudolph lo convenció para que lo intentara en dos. Tigerman, además, escogió sus maestros. Josef Albers para teoría del color, escultura con Bob Engaman —“gran escultor a la manera de Diego Rivera”, según Tigerman—, historia del arte con George Heard Hamilton, quien con Katherine Drier y Marcel Duchamp había formado la Société Anonyme. Tigerman cuenta que Rudolph le aconsejó llevar un curso de estructuras y otro de historia de la arquitectura con Vincent Scully. Tigerman se negó. Se graduó de Yale en 1961 y abrió su propia oficina en 1964, donde trabajó hasta retirarse en el 2017. A finales de los años 60 —coincidiendo con la muerte de Mies van der Rohe en 1969— la arquitectura de Tigerman se volvió, en palabras de Emmanuel Petit, “abiertamente alegórica y giraba alrededor de la cuestión del significado.” Fue el momento en que, de Venturi a Rossi o de Stirling a Tigerman, todos fueron calificados como posmodernos. Entre 1985 y 1993 Tigerman fue director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Illinois en Chicago, y en 1994 fundó con Eva Maddox Archeworks, definido como un laboratorio y centro de investigación y aprendizaje que busca usar el diseño para el interés público. Tigerman dijo que probablemente Archeworks había sido lo más importante que había hecho.

Petit resumió al personaje y su trabajo diciendo que Tigerman combinaba “la imaginación de un soñador con el enfoque pragmático de un realista” y que “su creencia en la dimensión pedagógica del «proyecto» de arquitectura daba cuenta de la versatilidad de su trabajo, que excedió la rutina de la producción profesional.” Petit también insiste sobre la dimensión ética que Tigerman colocaba al centro de la arquitectura, tanto de la práctica como de la enseñanza. “No estoy interesado en la ética como una abstracción o como una disciplina académica separada del trabajo” —o de la obra: work—, dijo Tigerman. “Me interesa cómo la visión ética de los arquitectos en el mundo y cómo su visión ética del mundo se abre paso en su trabajo” —o en su obra: work. Quizá eso se resume práctica, pragmáticamente en otra afirmación de Tigerman: “Hay que decir no pero lograr que se construya. ¿Cómo dices no y logras que se construya? Tienes que encontrar la manera de decirle no al cliente sin que te despida, y eso se aprende lenta y dolorosamente.”

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

El placer del viajero

Hoy, la sobrepoblación mundial de turistas, esa figura que para algunos ejemplifica la condición de la humanidad contemporánea, no puede entenderse sin pensar en su otra cara, oscura: la crisis mundial de migrantes y refugiados.

Ver más
Publica

Emergencia ambiental

Nombrar la situación en la que nos encontramos como lo que es, una emergencia ambiental, debiera obligarnos a todos, empezando por los gobiernos en turno, a actuar responsablemente entendiendo y atendiendo la gravedad del caso.

Ver más