3 junio, 2022

Sede de la Comisión de Vida y Trabajo de Ichihara

por Arquine | @arquine

 

Nombre del proyecto: Sede de la Comisión de Vida y Trabajo de Ichihara
Arquitectos: kurosawa kawara-ten
Página web: kurosawakawaraten.com
Superficie: 85 m2
Ubicación: Japón
Fotografía: Masato Chiba
Fecha: 2021


En 2020, con el COVID-19 haciendo estragos, el trabajo remoto se instaló de manera semiobligatoria, lo que se volvió un estilo de vida muy innovador para Japón. Se pensó que más personas considerarían dejar áreas densamente pobladas como el centro de Tokio y la ciudad de Chiba para vivir en los suburbios o zonas más rurales. En respuesta a la situación de emergencia provocada por la crisis del Coronavirus, la ciudad de Ichihara en la prefectura de Chiba estableció la Comisión de Vida y Trabajo de Ichihara, una asociación público-privada para aceptar a las personas que querían mudarse al área de Satoyama, tomando todas las precauciones para evitar contagios.

Yosuke Takahashi, que había estado trabajando como miembro de los Voluntarios de Cooperación para el Desarrollo Regional en el área de Kamo en el sur de la ciudad de Ichihara antes del desastre de Corona, estaba trabajando en un negocio llamado Kaitakusha, el cual abre casas vacantes en el área de Kamo y las alquila, como proyecto de salida del Voluntariado de Cooperación. El Kaitakusha estaría a cargo de manejar la inmigración individual como parte de la Comisión de Vida y Trabajo, y el plan era usar una casa vacía detrás de la estación Yorokeikoku para desarrollar una base de operaciones.

La casa principal era un edificio muy atractivo, pero debido al presupuesto, el trabajo de construcción y la dificultad de diseño y construcción, se decidió utilizar sólo la vivienda unifamiliar.

El diseño se basó en el concepto de Kaitakusha, y se guió por la idea de iluminar cosas casas vacías que son innecesarias para los propietarios y los lugareños, pero atractivas para los forasteros. En primer lugar, la “casa Chonan”, una casa para el hijo mayor realizada con materiales de nueva construcción junto a una magnífica estructura tradicional de madera a modo de vivienda unifamiliar elegida, es un símbolo de la diferencia de valores entre el propietario y los forasteros, que suelen valorar eso más que la casa vieja, aunque se destruye la atmósfera de la casa vieja y se reduce su valor. Por lo tanto, nos preguntamos si podríamos sacar el potencial de la «Casa Chonan».

En primer lugar, decidimos eliminar todos los muros no estructurales que dividen el espacio interior, porque la estructura de madera convencional facilita la planificación de la estructura y su refuerzo. Luego, había un marco de cobertizo alto que había sido construido con todos los estándares de materiales y oculto en el techo, y los cimientos estaban hechos de bloques de concreto. Habría que reforzar los cimientos, pero no había presupuesto para remolcar la casa, por lo que decidimos colocar parcialmente los cimientos conservando el armazón superior. Al excavar un poco más de tierra en este momento, se aseguró un espacio de dos capas, y el espacio se reconfiguró en un espacio de piso escalonado con una presión mínima en el área circundante con pocos cambios en la forma externa.

Al crear una gran ventana en la cara norte del nivel del segundo piso, creamos un espacio de oficina donde las personas pueden trabajar mientras observan el paisaje de un hermoso pueblo del valle, que no se había visto antes.

El suelo excavado para la cimentación se utilizó como acabado para el panel de la encimera del pulido Otsu por la técnica del yesero Tokura, y los ladrillos creados en el taller se utilizaron como revestimiento para el mostrador de recepción.

Para el interior y el exterior, se cortaron y aserraron robles, cerezos de montaña, robles pequeños y magnolios a partir de maderas duras que ya no se usaban y se habían convertido en grandes árboles en las colinas detrás del pueblo. El amplio espacio de una habitación no es sólo para jóvenes, posibles inmigrantes y otros forasteros, sino también para la gente local que tiene una buena relación con los Kaikyakusha, que visitan la casa con frecuencia.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./