Revista Arquine No.87 | donde termina la ciudad

Primavera 2019
$ 95.00 MXN COMPRAR

SUSCRIBIRSE

Mariam Kamara | Dominique Perrault | Estudio MMX | EMBT Benedetta Tagliabue | ELEMENTAL | Taller Capital | Barclay & Crousse | S.O.M | Mecanoo | João Luis Carrilho da Graça

Conversaciones

David Harvey | Enrique Ciriani | Carla Fermández

Dossier

David Chipperfield y Simon Kretz

Reflexionar sobre el límite de la ciudad en un mundo cada vez más urbano permite cuestionar la dicotomía entre ciudad y campo o entre rural y urbano. Las metrópolis policéntricas amalgaman antiguas urbes para crear nuevos magmas que se entrelazan con el territorio, en algunos casos sin solución de continuidad. La gran aldea que pronosticaban los cibernautas y creyentes en la virtualización social, no se corresponde con migraciones en reversa. A su vez, el discurso conservador –en su sentido literal– y sustentable que propone limitar el consumo de nuestras urbes a sus propios recursos –agua, alimentos– ante el pánico de perecer como hicieran las ciudades mayas, se contradice con la naturaleza intrínsecamente artificial de las ciudades. Éstas son los organismos más complejos y mutantes que ha creado la humanidad, y hasta ahora han superado a lo largo de la historia todas las barreras catastrofistas.

Mientras las metrópolis más jóvenes incrementan su tamaño y sus construcciones en altura siguen rompiendo récords, la tendencia generalizada aboga por la redensificación, el regreso a los límites barriales, a la ciudad de a pie, patineta o bicicleta, a los huertos urbanos, como antídoto a las manchas urbanas que se desparramaron irracionalmente con desarrollos masivos. Se suma la incapacidad para resolver adecuadamente la necesaria complejidad del transporte público en las metrópolis qué más crecen –en Latinoamérica, Asia o África– obligando a proponer estrategias que propicien la cercanía y lo local. Y estamos en los albores de explotar el otro límite pendiente: el subterráneo. Algunas urbes, por razones climáticas, ya exploran y viven en la sub-ciudad. Otras, como Seúl, proponen más ciudad y más espacio público en sus entrañas abiertas.

En este número que acompaña al Festival de Arquitectura y Ciudad MEXTRÓPOLI 2019, publicamos proyectos que se insertan en esos bordes –a veces imprecisos– de las ciudades, y reflexionamos sobre los límites físicos, políticos, económicos y ecológicos de nuestras urbes que conforman un planeta cada vez más metropolizado.