Revista Arquine No.37 | La casa de la pradera

Otoño 2006
No disponible

SUSCRIBIRSE

Proyectos

Smiljan Radic | Ruth Alvarado + Cynthia Watmough | Marlon Blackwell | Brian MacKay-Lyons | Architecture Research Ofice

A principios del pasado siglo Wright adoptó la pradera como tésis, enmarcando el paisaje entre lineas horizontales. Así inauguró una arquitectura abstracta que era primitivista, regionalista y antimetropolitana, perdurando en nuestro dias por los horizontes de las praderas americanas que cuelgan desde las Montañas Rocosas a los Andes. Son construcciones solitarias que ensalzan el valor de los materiales naturales del lugar, desde posiciones marginales que se alejan de las tendencias a la moda. La relación con la naturaleza no es mimética, no hay referencias orgánicas. Al contrario. La abstracción del objeto sugiere la relación con el lugar. El artificio no altera el terreno, respeta e interpreta los gestos topográficos para definir la relación entre natural y artificial, y los puntos de contacto entre ambos. Son marcas en el territorio que pautan el paisaje exterior y construyen el espacio interior, desde su condición periférica y automarginal. Su originalidad viene del origen, más que de piruetas formales que emergen ciclicamente de los centros globales.

Techos inclinados en Canadá, muros ciegos en Chile, o tapiales de mampostería que siguen las curvas de nivel en Perú, aúnan tanto poética y pragmatismo, como tradición y modernidad. Piedra, madera, cobre o concreto expresan el valor ético del material que se muestra silenciosamente. Las propuesta de Brian MacKay-Lyons, Marlon Blackwell, Architecture Research Office, Ruth Alvarado y Cynthia Watmough, o Smiljan Radic, son la punta de un iceberg que recorre el continente haciendo eco callado a los postulados wrightianos.

A su vez, el trabajo realizado, a lo largo de décadas, por Oscar Hagerman en comunidades rurales de la Sierra Madre mexicana, muestra el carácter atemporal y útil de nuestras disciplinas. Arquitecturas tranquilas y diseños fuera de competencia, expresan con orgullo espacios para vivir y objetos para usar.