Revista Arquine No.84 | La apariencia del espacio

El espacio emerge en el momento en que la gente interactúa y activa un lugar –decía Hannah Arendt- precediendo cualquier construcción formal del ámbito público y de cualquier forma de gobierno u organización. En el momento en que desaparece la actividad se disuelve también la condición misma del espacio. Para ella, donde la gente se reúne es donde, potencialmente, aparece el espacio, aunque no necesariamente ni para siempre. Los museos, los centros culturales y comerciales, sustituyen a aquellos templos y ágoras de la polis clásica, y como éstos, no son más que contendores hasta que se activan con y para la gente, apareciendo entonces el espacio: sólo existe lo que sucede.

SUSCRIBIRSE