1 abril, 2013

Reflejos de ciudad

por Arquine | @arquine

Al llegar el viajero ve dos ciudades: una directa sobre el lago y una de reflejo, invertida. No existe o sucede algo en una Valdrada que la otra Valdrada no repita, porque la ciudad fue construida de manera que cada uno de sus puntos se reflejara en su espejo, y la Valdrada del agua, abajo, contiene no sólo todas las canaladuras y relieves de las fachadas que se elevan sobre el lago, sino también el interior de las habitaciones con sus cielos rasos y sus pavimentos, las perspectivas de sus corredores, los espejos de sus armarios.

Italo Calvino

Recientemente se inauguró en Marsella la rehabilitación del Puerto Viejo de la ciudad a cargo de Foster+Partners y el paisajista Michel Desvigne. Se trata de un proyecto que busca recuperar el espacio portuario desde el automóvil para el peatón, construyendo un nuevo vinculo entre la ciudad y el mar. La estrategia ha consistido en desplazar las casas barco e instalaciones alineadas originalmente con los muelles trasladándolas a nuevas plataformas y clubes sobre el agua ampliando la superficie peatonal hasta el borde marítimo. Estrategia que se completa con la ejecución de un liviano pabellón apoyado sobre ocho columnas; un enorme rectángulo de acero inoxidable pulido, de 46 x 22 metros, que crea un espejo flotante en el paisaje y, que al tiempo, construye una sombra con la que se define un nuevo lugar en el puerto que sirve de remate a la intervención.

En palabras de Norman Foster, el proyecto es “literalmente, un reflejo de su entorno” que conforma una acción poética: “una intervención mínima (…) una línea de plata en el horizonte, que trae un nuevo enfoque y ofrece un refugio básico creando un espacio para eventos muy importante para la ciudad”. Un límite que se marca y un límite que se disuelve. Un plano ambiguo que recoge y repite el entorno. Una Valdrada invertida que, a diferencia del texto de Calvino, pasa del suelo al cielo para reflejar el lugar, los transeúntes, el paisaje, la luz y el mar, en un juego de reflejos que se multiplica para crear espacios invisibles en el puerto de la ciudad de Marsella bajo el cual desarrollar y multiplicar la actividad urbana.

1980_FP472369_indesign - copia

1980_FP472350_indesign - copia

1980_FP472374_indesign - copia

1980_FP472365_indesign - copia

1980_FP472373_indesign - copia

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Auvent D’Evisa

El proyecto tiene un alcance intergeneracional. Tiene que ser un refugio, en primer lugar, pero también un lugar donde se hacen recuerdos y se cuentan historias, continuando así la gran tradición de transmisión oral de conocimientos. El pórtico también debe ser una herramienta educativa para promover la conciencia ambiental.

Ver más
Publica

Casa Mirador

No se sacrificó vegetación y no hubo desperdicio de ningún material. Todo material que se pudo rescatar de la demolición de la fachada se clasificó para usos posteriores y los escombros fueron utilizados para mejoramiento de pisos en zonas aledañas al terreno.

Ver más