15 julio, 2020
  • Autor Bernardo Gómez-Pimienta
  • Textos Bernardo Gómez-Pimienta, César Portela
  • Cubierta Pasta flexible
  • Tamaño 14 x 22.6 cm
  • Páginas 200
  • Edición Español
  • ISBN 978-607-9489-30-4

La escala y el origen. Diseño de mobiliario en seis arquitectos mexicanos del siglo XX

$450.00 $

Este libro investiga y analiza 18 muebles diseñados por seis arquitectos fundamentales del siglo XX mexicano: Luis Barragán, Pedro Ramírez Vázquez, Ricardo Legorreta, Abraham Zabludovsky, Agustín Hernández y Teodoro González de León.

125 disponibles

Categoría:

Descripción

Este libro investiga y analiza 18 muebles diseñados por seis arquitectos fundamentales del siglo XX mexicano: Luis Barragán, Pedro Ramírez Vázquez, Ricardo Legorreta, Abraham Zabludovsky, Agustín Hernández y Teodoro González de León.
Una de las hipótesis que orientan esta obra busca confirmar si el diseño de los muebles que demandaron los espacios proyectados por estos arquitectos funcionó como un laboratorio a escala de su trabajo arquitectónico, independientemente de las diferencias y similitudes entre ellos.
Así, el autor analiza tres muebles diseñados por cada uno de ellos y comprueba que frecuentemente encontraron sus modelos o ideas en el mobiliario vernáculo mexicano, ya se tratara de muebles destinados a la producción industrial, de piezas únicas originadas en las particularidades funcionales y estéticas de cada espacio o bien de necesidades domésticas de ellos mismos y sus familias.
La escala y el origen es una exploración en la poco conocida historia del diseño en México, documentada sólidamente en catálogos razonados, fotografías, planos y croquis del autor; una lectura que revisa con detalle algunas soluciones prácticas de mobiliario que encontraron seis exponentes de la arquitectura mexicana y abre caminos para su estudio.

También te recomendamos…

Publica

Restaurant Mikuni Izukogen | Kengo Kuma & Associates

Situado en lo alto de un acantilado en la península de Izu, este restaurante tiene vistas a la bahía de Sagami. En la tradición japonesa, el kakezukuri utiliza un soporte para hacer flotar el edificio sobre una pendiente pronunciada, como se representa en el Templo Kiyomizu en Kioto.

Ver más