6 julio, 2020
  • Autor Ruddy Ricciotti
  • Textos Ruddy Ricciotti, Alejandro Hernández Gálvez (traducción)
  • Cubierta Pasta flexible
  • Tamaño 14 × 21 cm
  • Páginas 80
  • Edición Español
  • ISBN 978-607-7784-66-1

La arquitectura es un deporte de combate

$200.00 $

Este es un un libro-manifiesto que se desarrolla a partir de una conversación con el crítico David d’Equainville. Se trata de un relato animado con juegos de palabras y fórmulas provocadoras que buscan rechazar frontalmente las convenciones de la arquitectura contemporánea, azotadas —según Ricciotti— por el minimalismo de supermercado, la pornografía arquitectónica reglamentada y la obsesión por las azoteas verdes.

Hay existencias

Categoría:

Descripción

Este es un un libro-manifiesto que se desarrolla a partir de una conversación con el crítico David d’Equainville. Se trata de un relato animado con juegos de palabras y fórmulas provocadoras que buscan rechazar frontalmente las convenciones de la arquitectura contemporánea, azotadas —según Ricciotti— por el minimalismo de supermercado, la pornografía arquitectónica reglamentada y la obsesión por las azoteas verdes.

This is a book-manifesto developed on the basis of a conversation with critic David d’Equainville. It t is an account animated with wordplays and provocative formulas to frontally reject the conventions of contemporary architecture that, according to Ricciotti, is in thrall to supermarket minimalism, the regulated architectural pornography and the obsession with green roofs.

Publica

Auvent D’Evisa

El proyecto tiene un alcance intergeneracional. Tiene que ser un refugio, en primer lugar, pero también un lugar donde se hacen recuerdos y se cuentan historias, continuando así la gran tradición de transmisión oral de conocimientos. El pórtico también debe ser una herramienta educativa para promover la conciencia ambiental.

Ver más
Publica

Casa Mirador

No se sacrificó vegetación y no hubo desperdicio de ningún material. Todo material que se pudo rescatar de la demolición de la fachada se clasificó para usos posteriores y los escombros fueron utilizados para mejoramiento de pisos en zonas aledañas al terreno.

Ver más