6 julio, 2020
  • Autor Ruddy Ricciotti
  • Textos Ruddy Ricciotti, Alejandro Hernández Gálvez (traducción)
  • Cubierta Pasta flexible
  • Tamaño 14 × 21 cm
  • Páginas 80
  • Edición Español
  • ISBN 978-607-7784-66-1

La arquitectura es un deporte de combate

$200.00 $

Este es un un libro-manifiesto que se desarrolla a partir de una conversación con el crítico David d’Equainville. Se trata de un relato animado con juegos de palabras y fórmulas provocadoras que buscan rechazar frontalmente las convenciones de la arquitectura contemporánea, azotadas —según Ricciotti— por el minimalismo de supermercado, la pornografía arquitectónica reglamentada y la obsesión por las azoteas verdes.

Hay existencias

Categoría:

Descripción

Este es un un libro-manifiesto que se desarrolla a partir de una conversación con el crítico David d’Equainville. Se trata de un relato animado con juegos de palabras y fórmulas provocadoras que buscan rechazar frontalmente las convenciones de la arquitectura contemporánea, azotadas —según Ricciotti— por el minimalismo de supermercado, la pornografía arquitectónica reglamentada y la obsesión por las azoteas verdes.

This is a book-manifesto developed on the basis of a conversation with critic David d’Equainville. It t is an account animated with wordplays and provocative formulas to frontally reject the conventions of contemporary architecture that, according to Ricciotti, is in thrall to supermarket minimalism, the regulated architectural pornography and the obsession with green roofs.

Publica

Werk 12

El diseño de WERK12 combina una forma simple, materiales honestos y fachadas transparentes. Los usuarios pueden moverse por el edificio de múltiples formas: el núcleo de circulación externa del diseño en el lado noreste del edificio se complementa con terrazas de 3,25 metros de ancho que rodean cada piso del edificio.

Ver más
Publica

Centro de Arte TaoCang

En la ciudad de Wangjiangjing, hay dos graneros cerca de cientos de hectáreas de pantano de lotos y el canal TaoCang. Los graneros se construyeron en las décadas de 1950 y 1960. Anteriormente eran silos para que los residentes almacenaran granos, posteriormente fueron quemados y desechados durante años. 

Ver más