26 abril, 2019

Pratic 2.0

por Arquine | @arquine

 

Nombre del Proyecto: Pratic 2.0
Arquitectos: geza | Gri e Zucchi Architettura srl
Página web: www.geza.it
Ubicación: Fagagna, Udine, Italia
Cliente: Pratic F.lli Orioli Spa
Fecha: 2018
Superficie: 30 000 m2
Arquitectura y paisajismo: GEA Gri e Zucchi Architettura srl, Stefania Anzil, Alessia Dorigo, Matteo Compri,Elisa Mansutti
Diseño Estructural:A. Nutta, Nuttassociati
Instalaciones: E4F Srl
Acústica: Studio Musolla
Fotografía: Javier Callejas y Fernando Guerra FG+SG


 

Pratic se convierte en el hito del paisaje; las funciones productivas y de dirección se relacionan con el paisaje sin mimetismo. Los espacios están diseñados con el objetivo de establecer una relación constante entre el interior y el exterior.

Pratic Spa, un fabricante de sistemas de protección solar, es un sitio industrial donde la arquitectura para la producción se convierte en una contribución al paisaje y refuerza su identidad. La intervención involucra e integra volúmenes industriales y vastos espacios abiertos. Los edificios están relacionados con la tierra y el cielo, con luz y sombra.

La planta tipológica incluye un edificio de oficinas, una sala de exposición, laboratorios de investigación e innovación, espacios para producción, pintura y almacenes, un área de bienestar para los empleados.

Todas estas funciones están vinculadas por el diseño de espacios abiertos y estacionamientos, definidos por los terraplenes modelados a lo largo de las carreteras, por los espacios dedicados a la relajación y reunión, por el control de las vistas sobre el paisaje. Es un edificio industrial en constante relación con el paisaje natural.

Las oficinas centrales se construyeron en dos fases: la primera en 2011 y la expansión posterior en 2018. Pocos años después de su inauguración, el Pratic se duplica. Los mismos clientes y los mismos arquitectos que creen en los mismos valores: simplicidad y eficiencia.

La ampliación de Pratic, construida en cumplimiento del edificio industrial del primer lote, es un proyecto complejo, a pesar de que aparentemente muestra un carácter esencial. Este es un edificio rectangular de aproximadamente 9,000 metros cuadrados que completa y mejora el departamento de producción existente construido en 2011.

El programa funcional es casi el mismo que el edificio anterior: de ces, servicios, cantina, área de bienestar, producción, almacenes, planta de pintura, así como áreas de estacionamiento y áreas de servicio incluidas en el diseño riguroso de los espacios abiertos.

El nuevo edificio consta de dos elementos simples: el ritmo dado por las ventanas, que se repite y declara continuidad con la fachada existente, y la piel reflectante, que disuelve el nuevo volumen en el cielo.

El primer lote, negro y granulado, parece surgir del suelo, colocando el edificio en su lugar; el segundo lote, siempre negro pero reflectante e iridiscente, refleja el paisaje y la luz con imágenes que siempre son diferentes debido a la variabilidad del clima.

El primero es «pesado» y permanente, en busca de la eternidad, el segundo es «ligero» y cambiante, listo para disolverse en el cielo: el edificio completó la muda de su piel.

La fachada consta de un solo material, de un tamaño único: un panel de policarbonato de cuatro centímetros de grosor, de unos 10 metros de altura, unido a una estructura de hormigón prefabricado.

Los paneles de policarbonato se personalizan para obtener una fachada reflectante cuando se ven desde lejos y «profundos» cuando se observan de cerca. Los paneles constan de dos tipos diferentes de policarbonato combinados: el lado trasero tiene un compuesto opaco que impide que la luz pase, mientras que el frente está «congelado».

De esta manera, la estructura de carga está completamente oculta detrás del sistema de revestimiento y la verticalidad de la nueva fachada establece un interesante diálogo con los paneles de hormigón negro del edificio existente.

Desde lejos, el edificio refleja el cielo y parece revestido por enormes placas de vidrio, mientras que de cerca se ve «más claro», manteniendo un diálogo con la preexistencia.

El reflejo de los paneles también garantiza una variación continua del color de las fachadas: dependiendo de la hora del día y de la intensidad de la luz, el edificio puede aparecer negro, dorado, metálico, opaco, brillante, y muy variable.

Todo el asentamiento está incluido en el diseño arquitectónico del paisaje y espacios abiertos. Los lugares diseñados para la relajación, los senderos peatonales y los estacionamientos están incluidos en el diseño de los «diques modificados» que insertan variaciones sutiles de pendiente con respecto a las carreteras y las vías de acceso.

De esta manera, el proyecto se inserta en el suelo de forma clara, resaltando la forma y la geometría del territorio. El edificio demuestra que la arquitectura industrial puede agregar valor al paisaje y mejorar la calidad del lugar de trabajo.

Esta es una gran oportunidad para repensar la relación entre arquitectura y naturaleza, poniendo al hombre de nuevo en el medio.

 

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Vivienda La Caja

Ubicada en Lagunillas, Michoacán, Vivienda La Caja corresponde a un volumen desprovisto de ornamentos, con una sobriedad resaltada por líneas depuradas. Su diseño se distingue por la cualidad de la simplicidad en su uso cotidiano.

Ver más
Publica

Edificio Lauret en Medellín

Localizado a pocos metros de la universidad (UPB), el proyecto retoma el carácter heterogéneo del barrio y resulta de la articulación de espacios habitacionales diversos que oscilan desde apartamentos tradicionales de 1, 2 y 3 alcobas hasta espacios flexibles que pueden ser utilizados como viviendas temporales y permanentes o laborales. 

Ver más