5 mayo, 2017

Peter Zumthor y Renzo Piano en Basilea

por Arquine | @arquine

b

En 1997 la Fundación Beyeler –propietaria de la colección de arte de Hildy y Ernst Beyeler– se traslada a su actual sede: un museo proyectado por Renzo Piano en la ciudad de Basilea. Con una colección de 200 obras de arte, que incluye obras de Degas, Monet, Cézanne, van Gogh, Picasso, Warhol, Lichtenstein o Bacon, el proyecto se basaba en dos premisas fundamentales: reflejar en el edificio la calidad de la colección, sirviendo de carta de presentación al exterior, y tener el arte como prioridad.

Piano imaginó un edificio de una altura, destaca por su geometría sencilla, que dedica especial importancia a los muros, ubicados a su vez bajo una enorme cubierta acristalada que, al tiempo que permite el paso de la luz, presta especial importancia a que ésta no sea excesiva, sino homogénea y suave, gracias al uso y diseño de los tragaluces. El edificio combinaba dos sistemas en apariencia contrapuestos: unos pesados muros verticales y una enorme y ligera cubierta horizontal. El resultado era un proyecto sencillo que evitaba robar cualquier protagonismo sobre las obras exhibidas.

TDS00020010896926159_sized_800_0

Con el crecimiento de la Fundación, la institución se vio en la necesidad de ampliar sus instalaciones. Como en Los Angeles, donde la controvertida propuesta encargada a Peter Zumthor para la ampliación el LACMA completará un edificio de Renzo Piano, ahora en Basilea, un diseño del suizo, que se ha dado a conocer esta semana, se sumará al del italiano. La propuesta de Zumthor remite a las montañas de la región y cuenta con una superficie de 1,500 metros cuadrados que duplicará el área actual de exhibición, ofreciendo, además, espacios para el desarrollo de eventos.

zumthr

Zumthor ve su diseño para la Beyeler como una oportunidad para ofrecer una aire «menos institucional» al museo, basándose, al igual que en el LACMA, en la premisa de que el espectador pueda pasear, entrar y salir libremente de las salas y que éstas no sean simplemente una secuencia que un visitante se vea obligado a recorrer una tras otra. El edificio presenta tres alas que sobresalen desde una escalera central y cuentan con ventanas panorámicas con vistas al parque. Con este trabajo se espera que los curadores puedan trabajar con más opciones y exigencias que requieren otro tipo de trabajos más sensibles a la luz.

Cuando las obras estén finalizadas, la Fundación Beyeler presentará una oportunidad única de visitar la obra de dos premios Pritzker.

zumthor

 


 

Recuerda la participación de Peter Zumthor en MEXTRÓPOLI 2017

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Pabellón Puente

Situado en un bosque a orillas del lago Los Molinos, este espacio de uso múltiple responde a la necesidadde reunión para una nueva urbanización para viviendas de uso vacacional.

Ver más
Publica

PH Lavalleja

En un mismo lote conviven una serie de propiedades privadas de vivienda una al lado de la otra, dispuestas en planta baja y comunicadas por un pasillo. PH Lavalleja es la última propiedad de esta serie, la más alejada de la calle.

Ver más