19 junio, 2018

Parque infantil en Five Fields

por Arquine | @arquine

 

Diseño arquitectónico: Brandon Clifford—Matter Design y Michael Schanbacher—FR|SCH Projects
Diseño gráfico: Johanna Lobdell
Equipo Proyecto: Dar Adams \ Courtney Apgar \ Josh Apgar \ Michael Leviton \ Daniel Marshall \ Chris McGuiness \ Dan Roseman
Consultores de niños: Liam Apgar \ Mack Apgar \ Bella Dubrovsky \ Sam Leviton \ Ainsley Schanbacher \ Judson Schanbacher
Fotografías: Brandon Clifford
Superficie: 10,70 m2
Tamaño: 3.34m largo, 1.67m altura, 0.40m ancho, 6.10m tirolina
Año: 2016
Ubicación: Five Fields Neighborhood Common Land, Lexington MA, Estados Unidos


 

La zona de juegos de Five Fields no tiene ningún propósito. Y así es exactamente como los diseñadores pretenden que sea. El proyecto es un paisaje para la exploración infantil. Evita la función y la norma a favor de la liberación. La estructura cultiva la imaginación de niños y adultos a través del juego. Fomenta la inventiva a través de sus espacios desplegables y que pueden descubrirse. El paisaje de juego se adapta a la escala del niño, pero sigue siendo accesible para los adultos. Da prioridad al usuario infantil, con el fin de liberar y educar, pero invita al usuario mayor a recordar y redescubrir. La estructura es un espacio para la imaginación colectiva y la celebración de todas las edades.

La zona de juegos de Five Fields se ubica en un terreno rico en historia cívica. El vecindario Five Fields fue diseñado y desarrollado por el Architects Collaborative (TAC) a principios de la década de 1950. TAC buscó fomentar la comunidad a través de la creación de terrenos compartidos y comunes. Desde su inicio, la comunidad ha cuidado y respetado al terreno como un todo. Este terreno fue concebido como un experimento hace más de sesenta años. El experimento de TAC fue un éxito: el mantenimiento y cuidado del terreno común unifica a la comunidad hasta el día de hoy. Los diseñadores intentaron mantener vivo el espíritu de la innovación comunitaria. La zona de juegos de Five Fields es, en este sentido, un monumento a la experimentación colectiva. Recomienda el espíritu exploratorio del niño, nutrido por toda una comunidad. Como afirma el dicho:hace falta una aldea. También se necesita un pueblo para realmente imaginar, para jugar verdaderamente.

El hecho es que el acto de jugar es intrínsecamente indeterminado. El juego no puede contenerse mediante un conjunto específico de verbos. Jugar es liberación, pero también falta de resolución. Entonces, ¿cómo se diseña la ambigüedad y también la experimentación infantil? La estructura se creó con la esperanza de liberar a los usuarios del uso específico y dirigido. La expectativa es que todos los usuarios inscribirán sus medios de expresión individuales y creativos a través del espacio. La estructura de juego aprovecha la imaginación y libera el cuerpo dentro de sus volúmenes de madera.

Lo que nos lleva a la materialidad y los aspectos sensoriales de este paisaje de juego. Un cuerpo diverso de elementos interactúa con los sentidos y aumenta la experiencia de cada usuario. Así como cada niño aprende de manera diferente en la escuela, este paisaje de juego ofrece medios de participación diversos. Los elementos visuales, auditivos y cinestésicos crean distintos momentos de uso. El paisaje de juegos es un despliegue de vistas, movimientos y espacios. Los volúmenes que levitan se superponen en ciertos puntos para crear umbrales ocultos. Los niños más pequeños se arrastran, mientras que los más grandes suben, como una forma variada de alcanzar espacios visibles. Gráficos coloridos sugieren entradas y momentos de uso, sin ser abiertamente prescriptivos. Elementos como puertas y escaleras existen, pero no como era de esperarse. La intención era hacer que la arquitectura fuera infantil. El movimiento a través del paisaje de juego culmina en callejones sin salida. Pero para el niño son miradas de descubrimiento que ven al paisaje.

La estructura de juego Five Fields puede verse como una oportunidad de aprendizaje, un experimento. La estructura de juego es tanto un guiño como la continuación del énfasis del TAC en compartir la comunidad. Este es un espacio que celebra la imaginación colectiva, como una experiencia compartida. Busca reforzar la relación del vecindario con la tierra y entre sí. Continuando con el legado de TAC, la estructura de juego es una extensión experimental del equipo de juego preexistente (que ya incluye columpios, toboganes y un cajón de arena). Esta investigación sobre la ambigüedad y la abstracción no es solo un esfuerzo creativo. También sirve para abrir la imaginación lúdica para la que está diseñada. La intención es no preguntar qué hace la estructura, sino cómo imagina nuevas posibilidades.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Casa CRA | Estudio MMX

La Casa CRA se encuentra dentro de un fraccionamiento residencial en Avándaro, Estado de México. El frac- cionamiento, como muchos otros en México establece criterios de diseño generales y sugiere, con énfasis, el uso de formas y materiales específicos.

Ver más