7 abril, 2014

Paisajes en contraste

por Andrea Griborio | @andrea_griborio

Las construcciones traen la tierra como el paisaje habitado a la proximidad del hombre y emplazan al mismo tiempo, bajo la extensión del cielo, la cercanía del habitar de la vecindad”

M. Heidegger

Recuerdo hace casi diez años cuando Felipe Assadi y Francisca Pulido al inicio de una conferencia hacían alusión a la compleja costumbre de trabajar el mapa de chile, sus proporciones condicionan su análisis, invitan al estudio por partes de un territorio tan extenso como estrecho, donde el blanco cubre la cima de una montaña tan de cerca como puede llegar a surgir en la espuma de las olas del pacífico. Es común oír que Chile es paisaje. Paisajes en contraste, manifiestos a través de una sección constante. Todo el país se compone de la sección que dibuja la cordillera de los Andes al situarse en primera fila frente al Océano Pacífico.

Si para Heidegger es el paisaje habitado lo que aproxima la tierra con el hombre, son las construcciones las que nos permiten que el paisaje sea revelado. Es la arquitectura parte y contraparte del territorio. En Chile la arquitectura no es mimética, ni orgánica, trasciende las referencias de las tipologías clásicas, para surgir desde el pragmatismo y el sentido común, surge del solo hecho de que sin el contexto no hay obra construida.

En Chile, la arquitectura es paisaje. Miquel Adrià así lo escribe para Blanca Montaña (Puro Chile, 2011) al decir “las obras definen la línea horizontal que pone límites entre el artificio construido y su espectacular territorio. La arquitectura contemporánea chilena reelabora los prototipos del Movimiento Moderno y en buena medida los arquitectos han sido capaces de convertir en lenguaje propio la construcción de un discurso basado en la claridad geométrica de los prismas en que se descomponen los programas” para irrumpir con la “arquitectura más interesante y original de todo el continente americano”.

Es desde esa perspectiva que se busca contrastar las diversas experiencias y acercamientos a la arquitectura desde el paisaje que la genera. Se busca construir un espacio que propicie referencias, posiciones y relaciones arquitectónicas a partir de los artífices de esta ya celebrada mundialmente arquitectura, al ser expuestos en contraste con otros referentes actores de relevancia internacional, para que desde la diferencia o similitud de sus trabajos se manifieste lo que nos permite revelar la arquitectura a través de sus diálogos con el paisaje.

Paisajes en contraste es también el título del Congreso Internacional de Arquitectura que celebrará Arquine en Santiago de Chile los días 26 y 27 de mayo de 2014, con el fin de promover una idea compuesta a partir de la experiencia de los más destacados artífices de ésta disciplina desde Chile y en contraposición con la más destacada arquitectura mexicana y de otros países, en un escenario donde la academia cobrará un rol significativo, al integrar a la discusión el rol de la educación como parte de la configuración del paisaje construido en este lejano y estrecho país andino.

Chile

Arquine
Convoca./

Congreso en Chile
Paisajes en Contraste

Mauricio Rocha | Taller de Arquitectura | Ciudad de México

Albert Tidy | Universidad San Sebastián | Santiago de Chile

Benedetta Tagliabue | Miralles Tagliabue | Barcelona

Cazú Zegers | Universidad del Desarrollo | Santiago de Chile

Andrés Jaque | Universidad de Princenton | Madrid

Felipe Assadi | Universidad Finis Terrae | Santiago de Chile

Alberto Kalach | TAX | Ciudad de México

Humberto Eliash | Universidad de Chile | Santiago de Chile

Tatiana Bilbao | Ciudad de México

Jorge Hoehmann | Universidad Mayor | Santiago de Chile

Mathías Klotz | Universidad Diego Portales | Santiago de Chile

Centro Cultural Matucana 100
Santiago de Chile
26 y 27 de mayo de 2014

Las construcciones traen la tierra como el paisaje habitado a la proximidad del hombre y emplazan al mismo tiempo, bajo la extensión del cielo, la cercanía del habitar de la vecindad”

M. Heidegger

por Andrea Griborio | @andrea_griborio

Recuerdo hace casi diez años cuando Felipe Assadi y Francisca Pulido al inicio de una conferencia hacían alusión a la compleja costumbre de trabajar el mapa de chile, sus proporciones condicionan su análisis, invitan al estudio por partes de un territorio tan extenso como estrecho, donde el blanco cubre la cima de una montaña tan de cerca como puede llegar a surgir en la espuma de las olas del pacífico. Es común oír que Chile es paisaje. Paisajes en contraste, manifiestos a través de una sección constante. Todo el país se compone de la sección que dibuja la cordillera de los Andes al situarse en primera fila frente al Océano Pacífico.

Si para Heidegger es el paisaje habitado lo que aproxima la tierra con el hombre, son las construcciones las que nos permiten que el paisaje sea revelado. Es la arquitectura parte y contraparte del territorio. En Chile la arquitectura no es mimética, ni orgánica, trasciende las referencias de las tipologías clásicas, para surgir desde el pragmatismo y el sentido común, surge del solo hecho de que sin el contexto no hay obra construida.

En Chile, la arquitectura es paisaje. Miquel Adrià así lo escribe para Blanca Montaña (Puro Chile, 2011) al decir “las obras definen la línea horizontal que pone límites entre el artificio construido y su espectacular territorio. La arquitectura contemporánea chilena reelabora los prototipos del Movimiento Moderno y en buena medida los arquitectos han sido capaces de convertir en lenguaje propio la construcción de un discurso basado en la claridad geométrica de los prismas en que se descomponen los programas” para irrumpir con la “arquitectura más interesante y original de todo el continente americano”.

Es desde esa perspectiva que se busca contrastar las diversas experiencias y acercamientos a la arquitectura desde el paisaje que la genera. Se busca construir un espacio que propicie referencias, posiciones y relaciones arquitectónicas a partir de los artífices de esta ya celebrada mundialmente arquitectura, al ser expuestos en contraste con otros referentes actores de relevancia internacional, para que desde la diferencia o similitud de sus trabajos se manifieste lo que nos permite revelar la arquitectura a través de sus diálogos con el paisaje.

Paisajes en contraste es también el título del Congreso Internacional de Arquitectura que celebrará Arquine en Santiago de Chile los días 27 y 28 de mayo de 2014, con el fin de promover una idea compuesta a partir de la experiencia de los más destacados artífices de ésta disciplina desde Chile y en contraposición con la más destacada arquitectura mexicana y de otros países, en un escenario donde la academia cobrará un rol significativo, al integrar a la discusión el rol de la educación como parte de la configuración del paisaje construido en este lejano y estrecho país andino.

chile

Arquine
Convoca./

Congreso en Chile
Paisajes en Contraste

 

Mauricio Rocha | Taller de Arquitectura | Ciudad de México

Albert Tidy | Universidad San Sebastián | Santiago de Chile

Benedetta Tagliabue | Miralles Tagliabue | Barcelona

Cazú Zegers | Universidad del Desarrollo | Santiago de Chile

Andrés Jaque | Universidad de Princenton | Madrid

Felipe Assadi | Universidad Finis Terrae | Santiago de Chile

Alberto Kalach | TAX | Ciudad de México

Humberto Eliash | Universidad de Chile | Santiago de Chile

Tatiana Bilbao | Ciudad de México

Jorge Hoehmann | Universidad Mayor | Santiago de Chile

Mathías Klotz | Universidad Diego Portales | Santiago de Chile

 

Centro Cultural Matucana 100
Santiago de Chile
27 y 28 de mayo de 2014

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

PREVI, La vivienda como proceso

La gran lección de PREVI (Proyecto Experimental de Vivienda) de Lima, es que ve a la vivienda no sólo como un producto de necesidad o un bien patrimonial, la vivienda se ve como una actividad, un proceso que construye comunidad.

Ver más