5 diciembre, 2012

Oscar Niemeyer (1907-2012)Oscar Niemeyer (1907-2012)

por Arquine | @arquine

La arquitectura es conmoción, emoción, sorpresa, diferencia y poesía, cosas que no están sujetas a la escuadra y el cartabón.

La arquitectura tiene que sorprender siempre como una obra de arte.

Queremos estar al día de todo. Estamos preocupados con la vida. No es posible volver atrás. Lo que nos interesa es el futuro.

La arquitectura es un pretexto para hablar de cualquier cosa. La gente discute.

No es el ángulo recto que me atrae, ni la línea recta, dura, inflexible, creada por el hombre. Lo que me atrae es la curva libre y sensual, la curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida.

Mi preocupación era el diseño de la residencia con plena libertad, la adaptación a terrenos irregulares, sin modificaciones, de hacerlo por turnos con el fin de que puedan penetrar en la vegetación, con una separación aparente de la línea recta. Y he creado salas de estar en un área de sombra, para evitar una parte acristalada y cortinas transparentes.

El integrante más longevo del Olimpo del Pritzker ha muerto a los 104 años de edad. Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares Filho, quien cumpliría 105 años en 10 días, nació el 15 de diciembre de 1907 en Río de Janeiro y se tituló como ingeniero arquitecto de la Escuela de Bellas Artes de Brasil 27 años después. Aún siendo estudiante, su primer empleo como arquitecto fue para la oficina de Carlos Leão y Lúcio Costa, trabajando sin remuneración alguna.

A partir de 1940, su trabajo despunta en el panorama arquitectónico luego de trabajar con Juscelino Kubistschek y de sus filiaciones con el partido comunista de Brasil. Para 1956 desarrolló con Lúcio Costa una de las obras más emblemáticas de su carrera: la proyección y construcción de la ciudad de Brasilia, la nueva capital del país. Niemeyer se ocupó de los proyectos para los edificios y Costa del plan urbanístico. Previo al escaparate que significó el desarrollo de la única ciudad construida desde cero durante el siglo XX, le precede una obra más intimista y paradigmática. La Casa das Canoas fue un proyecto creado para él mismo en 1951, en Barra de Tijuca, un barrio situado al sur de Río de Janeiro. Se trata de uno de los paradigmas más significativos de la modernidad de la arquitectura brasileña.

Su periodo más prolífico estuvo marcado con obras como el Memorial JK en Brasilia (1980), el edificio para la Red de Televisión Manchete (1983), los Centros Integrados de Educación Pública y los sambódromos de las ciudades de Río de Janeiro (1984) y de São Paulo (1991), el Panteón de la Patria, en Brasília (1985) y el Memorial de América Latina (1987), en São Paulo. En 1996 culminaría una de sus obras más relevantes, el Museo de Arte Contemporáneo de Niterói. En 2011 inaugura el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer en Avilés, España.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./