25 octubre, 2016

Optimismo ahíto

por Víctor Palacios

 

El día de hoy se celebra el séptimo conversatorio de GasTv a las 19:30 hrs. en la Casa del Lago, que girará en torno a la práctica curatorial en México. Publicamos algunos extractos de un texto de Víctor Palacios, Jefe de Artes Visuales de la Casa del Lago.

 

Dentro de las particularidades locales, después del logro obtenido a fines de la década de los noventa por un valioso conjunto de pioneros de la curaduría en México en relación al reconocimiento y establecimiento de dicha práctica por parte del siempre cavernícola aparato cultural, es posible detectar un desasosiego en el seno del gremio curatorial; las cosas no terminan por cuajar, la fragilidad estructural de la práctica se manifiesta en muy diversos sentidos tanto laborales como intelectuales e institucionales, reluce la escasez de iniciativas de carácter crítico o experimental y los posibles oasis ofrecidos por la esperanzadora  iniciativa privada devienen, muy pronto, efímeros charquitos. Al decir esto, no busco caer en un enfoque maniqueo y descalificar las acciones o proyectos meritorios, sino señalar un síntoma generalizado y un campo de acción a todas luces frágil, estancado e inmaduro. ¿Estamos ante una de esas emergencias que tanto nos gustan o tan sólo es una urgencia más

****

En términos un poco más concretos analicemos brevemente el serio problema de falta de puestos y plataformas para la práctica curatorial… asunto nada banal que cada día empeora, obvio. En el panorama de la iniciativa privada nuestros amigos de la Fundación Jumex llevan para variar la batuta de la decepción en cuanto a la generación de un equipo curatorial sólido para su todavía joven museo. Ilusamente muchos de nosotros pensamos que este espacio y su relevante colección a nivel mundial serían uno de esos oasis para los curadores locales que han forjado ya una trayectoria sólida a lo largo de décadas de trabajo (los ejemplos sobran). ¡La oportunidad de trabajar con una colección viva, con los recursos suficientes, en un armónico cubote blanco! Nada de eso sino todo lo contrario.

****

Por otro lado, deseo subrayar que el curador, aquí y en cualquier parte, sí juega un claro e importante papel en términos económicos. La curaduría tiene una repercusión indiscutible en el mercado del arte y en la vinculación de éste con las instituciones públicas y privadas dedicadas a la promoción del arte contemporáneo. Y, por ende, también en la economía, en la industria cultural, etc

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./