23 marzo, 2020

Oceanix City de BIG

por Arquine | @arquine

 

 

Nombre del proyecto: Oceanix City
Arquitectos: BIG | Bjarke Ingels Group
Página web: big.dk
Imágenes: BIG | Bjarke Ingels Group
Fecha: 2019


 

Para el año 2050 el 90 % de las ciudades más grandes del mundo estarán expuestas al ascenso del nivel del mar. La gran mayoría de las ciudades costeras se verán afectadas por la erosión y las inundaciones, desplazando a millones de personas y destruyendo hogares e infraestructura. Como parte de la Nueva Agenda Urbana de ONU-Hábitat, Oceanix y BIG proponen una visión para la primera comunidad flotante sostenible y resistente del mundo para 10,000 residentes. Oceanix City está diseñada para crecer, transformarse y adaptarse orgánicamente a lo largo del tiempo, evolucionando de vecindarios a ciudades con la posibilidad de escalar indefinidamente. Los vecindarios modulares de 2 hectáreas crean comunidades prósperas autosuficientes con hasta 300 residentes y espacios de uso mixto para vivir, trabajar y reunirse durante el día y la noche. Todas las estructuras construidas en el vecindario se mantienen por debajo de 7 niveles para crear un centro de gravedad bajo y resistir el viento.

Cada edificio se despliega en espacios internos con sombra propia y en el ámbito público, lo que brinda comodidad, reduce los costos de enfriamiento y maximiza el área del techo para la captura de energía solar. La agricultura comunitaria es el corazón de todas las plataformas, lo que permite a los residentes adoptar la cultura del intercambio y los sistemas de cero residuos. Bajo el nivel del mar, debajo de las plataformas, los arrecifes flotantes biorock, algas, ostras, mejillones, vieiras y almejas limpian el agua y aceleran la regeneración del ecosistema. Al agrupar seis vecindarios alrededor de un puerto central protegido, las aldeas mayores a 12 hectáreas pueden acomodar hasta 1,650 residentes.

Las funciones sociales, recreativas y comerciales se colocan alrededor del anillo interior protegido para alentar a los ciudadanos a reunirse y moverse por la aldea. Los residentes pueden caminar o navegar fácilmente por la ciudad en vehículos eléctricos. Agregándose para alcanzar una densidad crítica, seis pueblos se conectan para formar una ciudad de 10,000 residentes con un fuerte sentido de comunidad e identidad. Se forma un puerto protegido más grande en el corazón de la ciudad.

Los destinos flotantes y el arte, que incluyen seis vecindarios emblemáticos especializados con una plaza pública, un mercado y centros de espiritualidad, aprendizaje, salud, deporte y cultura, crean destinos que atraen a residentes de toda la ciudad y anclan cada vecindario en una identidad única. Todas las comunidades, independientemente de su tamaño, priorizarán los materiales de origen local para la construcción de edificios, incluido el bambú de rápido crecimiento que tiene seis veces la resistencia a la tracción del acero, una huella de carbono negativa y puede cultivarse en los propios vecindarios.

Las ciudades flotantes pueden prefabricarse en tierra y remolcarse a su sitio final, reduciendo los costos de construcción. Esto, junto con el bajo costo de arrendamiento de espacio en el océano, crea un modelo de vida asequible. Estos factores significan que las viviendas asequibles se pueden implementar rápidamente en las megaciudades costeras que lo necesitan con urgencia. Las primeras ciudades Oceanix están calibradas para las regiones tropicales y subtropicales más vulnerables de todo el mundo.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

MAPA | Paisajes construidos

MAPA es una estudio creativo, con base en Montevideo y Porto Alegre, cuyo campo de acción es la arquitectura. Su práctica esta enfocada en crear nuevas realidades materiales, digitales, naturales y culturales de una manera sensible e innovadora.

Ver más
Publica

Stone Garden

Beirut es una arqueología permanente. Enterrada siete veces a través de los tiempos, la ciudad cuenta la historia de nuestros antepasados. En la actualidad, su paisaje construido refleja su historia reciente. Las ruinas de edificios invadidos por la naturaleza se yuxtaponen con los azulejos rojos de las casas tradicionales techadas que aún son testigos de la arquitectura de esta ciudad mediterránea.

Ver más