18 mayo, 2022

Nuevo teatro de Shanghái

por Arquine | @arquine

 

Nombre del proyecto: Nuevo teatro de Shanghái
Arquitectos: Neri&Hu Design and Research Office
Página web: www.neriandhu.com/en
Superficie: 845 m2
Ubicación: China
Fecha: 2016


Ocupando el sitio de un antiguo teatro que data de la década de 1930, el edificio existente ha sufrido una serie de renovaciones a lo largo de las décadas, durante las cuales se eliminó gran parte del carácter original y los detalles arquitectónicos. El edificio resultante, tal como lo encontramos, se había convertido en un pastiche de varios estilos y usos programáticos. Como tal, el desafío de diseño principal era recordar la claridad y la unidad del edificio histórico en toda su grandeza, mientras se creaba una arquitectura que no sólo fuera relevante hoy, sino que tuviera el potencial de convertirse en un hito duradero y significativo en el Shanghái moderno.

Desde la calle, el edificio se lee como un pesado volumen de piedra que se cierne justo sobre el nivel del suelo. Alojado firmemente entre sus vecinos, anuncia descaradmente su presencia. Revestidos completamente en piedra, los dos pisos superiores renuncian a cualquier abertura visible desde el exterior en favor de aberturas talladas verticalmente. Inspirándose en los actos teatrales que tienen lugar en el interior, los espacios tallados de los atrios interior y exteriores se conceptualizaron como una serie de escenas dramáticas; escenas de diferentes configuraciones espaciales y de iluminación se experimentan a medida que uno se mueve por el espacio, intensificándose a medida que uno explora más profundamente en el edificio. Varias aberturas aprovechan las condiciones de luz cambiantes a lo largo del día para crear un entorno dinámico y en constante cambio, mientras que la iluminación nocturna suplementaria imita estas condiciones para agregar dramatismo.

Para guiar a los espectadores al interior del edificio, las paredes de bronce acanalado, que recuerdan a una cortina de teatro que oculta el drama del escenario principal detrás de él, brindan una sensación de ingravidez en contraste con la pesadez de la piedra de arriba. El área de entrada y venta de boletos está retranqueada de la pasarela peatonal para crear una plaza cubierta que no sólo es un refugio de los elementos, sino que le devuelve el espacio público a la calle y comienza a desdibujar los límites de lo público y lo privado. Así, el público en general, o cualquier transeúnte ocasional, puede vislumbrar y experimentar parte de la teatralidad del edificio, con o sin entrada.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./