21 diciembre, 2020

Nueva ampliación del Kunsthaus Zürich

por Arquine | @arquine

 

Nombre del proyecto: Nueva ampliación del Kunsthaus Zürich
Arquitectos: David Chipperfield Architects Berlin
Página web: davidchipperfield.com
Superficie: 23,300 m2
Ubicación: Zurich, Suiza
Fotografía: Noshe
Fecha: 2020


 

La nueva ampliación del Kunsthaus Zürich, diseñada por David Chipperfield Architects Berlin, amplía el museo Kunsthaus existente, situado entre la iglesia de Grossmünster y la universidad. El Kunsthaus Zürich ahora representa el museo de arte más grande de Suiza, que comprende cuatro edificios de diferentes épocas: el edificio Moser (1910), el edificio Pfister (1958), el edificio Müller (1976) y ahora la ampliación de Chipperfield (2020). El nuevo edificio independiente alberga la colección del modernismo clásico, la colección Bührle, exposiciones temporales y arte de 1960 en adelante.

Basado en el plan maestro del Campus Central publicado en 2007, los edificios del museo y el teatro Schauspielhaus ubicados en el lado este de la plaza urbana Heimplatz, forman una puerta de entrada a las artes como una entrada urbana a la milla de la educación. Aquí, los grandes edificios independientes de las universidades de Zúrich se alinean como un collar de perlas que se dirige hacia el norte.

El concepto urbano para la ampliación contemplaba la colocación de un volumen geométrico claro en el borde norte de la plaza. La forma del edificio se inspira en la antigua escuela cantonal, construida en 1842 al norte del sitio, que define el marco urbano con su claridad arquitectónica. El plan urbanístico define dos nuevos espacios externos: la plaza urbana al sur, enmarcada en los cuatro lados por edificios y el nuevo Jardín de Arte al norte como un entorno natural abierto y permeable. Un amplio vestíbulo de entrada, que se extiende a lo largo de todo el edificio, crea un vínculo entre estos dos nuevos espacios urbanos. Debido a su accesibilidad de bajo umbral, también actúa como un enlace público entre la institución y la ciudad. Un pasillo para visitantes que corre debajo de la plaza conecta el nuevo edificio con la Kunsthaus existente, creando una entidad institucional.

La identidad arquitectónica se basa en las fachadas de piedra tradicionales, como se encuentra en la Kunsthaus existente y muchos otros edificios públicos importantes en Zurich. Por lo tanto, la extensión está insertada en una cultura de construcción que es una expresión de una sociedad civil ilustrada. El nuevo edificio combina tradición e innovación a través de delgadas aletas verticales elaboradas con piedra caliza del Jurásico local con superficies aserradas y colocadas a intervalos regulares en la fachada, integrando el edificio en su contexto urbano y cultural de una manera contemporánea.

La organización interna se basa en el concepto de «casa de habitaciones». Esta idea encuentra su expresión en los distintos diseños de las estancias en cuanto a tamaño, orientación, materialidad e iluminación, dando a cada una su propio carácter y creando una secuencia diversa de espacios. Todas las funciones públicas, como la cafetería / bar, la sala de eventos, la tienda del museo y los servicios educativos del museo, se organizan alrededor del vestíbulo de entrada central en la planta baja, mientras que los dos pisos superiores están reservados exclusivamente para la exhibición de arte. Los espacios de exhibición de diferentes dimensiones se caracterizan por una materialidad tranquila y una abundancia de luz natural – luz lateral en el primer piso y tragaluces en el segundo piso – colocando la experiencia inmediata del arte en el centro de la experiencia del visitante.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Desplome

Desplome se centra en la ruina. Un ejercicio de ironía material que busca congelar un momento preciso: la caída de un muro.

Ver más