2 julio, 2020

Museo de Arte Contemporáneo de Taizhou

por Arquine | @arquine

 

 

Nombre del proyecto: Museo de Arte Contemporáneo de Taizhou
Arquitectos: Atelier Deshaus
Página web: deshaus.com
Equipo de diseño: 
Liu Yichun, Chen Yifeng, Shen Wen
Superficie: 2,454 m2
Ubicación: Taizhou, Zheijang
Fotografía:
Fecha: 2019


 

 

El Museo de Arte Contemporáneo de Taizhou se encuentra dentro de un parque cultural y creativo que se utilizó anteriormente como un antiguo depósito de granos. Se conservan varias fábricas y almacenes en el estilo de la Unión Soviética y se renuevan algunas tiendas, restaurantes y oficinas. Después de la renovación, el nuevo parque está lleno de vida, sin embargo, el depósito de granos existente no estaba bien conservado. El museo es un nuevo edificio situado en un sitio vacante. Se enfrenta a una pequeña plaza con las montañas Feng en el lado este detrás de una fila de edificios de dos pisos.

Con una superficie total de 2,450 metros cuadrados, el museo cuenta con ocho salas de exposiciones. Como cada habitación es alta con un área relativamente pequeña, las habitaciones adyacentes se desplazan en la mitad de la altura de entrepiso para aliviar la distancia ascendente y ajustar la circulación. Como las salas de exhibición en diferentes niveles comparten una transparencia espacial y se infiltran entre sí, el Museo ofrece a los visitantes una rica experiencia de circulación en el sentido ascendente durante el paseo dentro del museo.

El museo tiene una atmósfera espacial única con su estructura de bóveda de cañón paralela de hormigón colado in situ. Además de su buena integración de la iluminación, la estructura también conecta espacialmente el interior y el exterior del museo.
Con respecto a la secuencia espacial, la circulación comienza con la apertura de la sala de exposiciones hacia la plaza, como lo indica la orientación de la bóveda de cañón. Luego asciende y gira, un nivel por otro, y finalmente llega a la última sala de exposiciones que se abre hacia la montaña Feng, donde se produce un diálogo entre la estructura y el paisaje. Con su forma de curva ligeramente cóncava, la fachada sur del Museo es como una extensión externa de la estructura interna de la bóveda de cañón, creando una frontalidad del Museo hacia la plaza.

Debido a la baja habilidad de construcción y la falta de experiencia con el hormigón colado in situ, la inexactitud e incluso los errores de la construcción dan como resultado una calidad expresiva que no fue diseñada intencionalmente. Durante el proceso, el diseño interior se ajustó rápidamente para resolver problemas inesperados a fin de ofrecer una calidad espacial que se valore a partir de una rugosidad no intencional como la ruina.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Caso de estudio 77 (Lodos)

Lodos es una galería de arte contemporáneo: “Una iniciativa que habla de ideas de colectividad y propuestas potenciales a través de la producción artística”.

Ver más
Publica

Casa en Newton

La Casa en Newtown explora cómo una pequeña huella puede crear un alto nivel de comodidades, y cómo podemos vivir de forma más sostenible. 

Ver más