29 noviembre, 2020

Mirador de ladrillo

por Arquine | @arquine

 

Nombre del proyecto: Mirador de ladrillo
Arquitectos: Bangkok Project Studio
Superficie: 510 m2
Ubicación: Provincia de Surin, Tailandia
Fotografía: Spaceshift Studio
Fecha: 2020


 

Los Kui, el pueblo étnico de la provincia de Surin en el noreste de Tailandia, han sido cuidadores de elefantes durante siglos. Los elefantes se consideran miembros de la familia, y vivir con elefantes ha sido una parte inseparable de su larga herencia. Pero luego del crecimiento económico y la extensa deforestación, sufrieron sequías y por consecuencia escasez de los alimentos y plantas medicinales que alguna vez proporcionó el bosque. Las últimas décadas vieron fueron testigos del desplazamiento de elefantes a muchas ciudades turísticas de Tailandia, vivían en campamentos de elefantes, algunos con condiciones de vida inadecuadas y rutinarias.

Elephant World es un proyecto iniciado por el gobierno local en un intento de traer a los Kui y sus elefantes de regreso a su ciudad natal y asegurar las condiciones de vida adecuadas para los elefantes. El proyecto incluye la aldea de Kui, un campo designado para el cultivo de alimentos, un hospital de elefantes, un museo, así como iniciativas para restaurar el bosque reservado vecino para un futuro sostenible.

Situada en el límite entre el Elephant World y el bosque, el Mirador de Ladrillo parece brotar del suelo. Tiene 28 metros de altura, 8 metros de ancho y 14 metros de largo. Su huella es ovalada, con un ángulo agudo en un lado para reducir la fuerza del viento y difundir el calor del sol. La disposición de columnas y vigas da como resultado un patrón alterno de aberturas de 80×80 cm y 35×90 cm. En el centro de la torre se encuentra la escalera de malla de acero, que brinda una vista despejada hacia el cielo mientras atenúa la luz del sol desde arriba. En la parte superior de la torre, los postes de alturas aleatorias crean la ilusión de que el edificio desaparece en el aire.

Ladrillos de arcilla de 150x300x50 mm encierran la rejilla entrecruzada de la estructura de hormigón. Estos ladrillos representan un esfuerzo por recuperar el bosque que había sido despojado de la comunidad. Están hechos localmente con la tierra que resultó de la construcción de un nuevo depósito de agua excavado para contener el suelo y el agua de lluvia. Más que devolver la humedad a la tierra yerma, la torre podría contribuir a plantar más árboles. El árbol de Apitong local tiene una semilla que tiene la forma de una hélice de helicóptero, haciéndola girar y navegar por el aire. Donde cae, crecerá un nuevo árbol Apitong. Dispersando las semillas desde la plataforma de 20 metros de altura en el piso superior, y con la ayuda de la velocidad del viento local de 29-38 km / h, las semillas podrían viajar hasta un radio de 20 metros.

Los miradores suelen acelerar el movimiento ascendente de los visitantes hacia la cima. Este, sin embargo, anima a los visitantes a tomarse su tiempo, sentir el viento y absorber el paisaje circundante en diferentes momentos del día. Mirando hacia abajo desde la torre, pueden reflexionar sobre la convivencia entre elefantes y humanos. Hay casas de humanos y elefantes, cementerios de humanos y elefantes, todos abrazados por el bosque y atravesados ​​por senderos utilizados por los Kui y sus elefantes todos los días. Eventualmente, el bosque volverá a la tierra, y este edificio hecho por el hombre sucumbirá a la naturaleza, alcanzando su punto máximo solo en su cúspide.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Museo Hans Christian Andersen

La obra de Andersen proyecta la dualidad de los contrarios que nos envuelve: real e imaginario, natural y hecho por el hombre, humano y animal, claro y oscuro. Por esto, lo contrario de las materias conviven: el proyecto no se da en blanco y negro. Nuestro diseño arquitectónico es reflejar esta esencia de su trabajo en forma arquitectónica y paisajística.

Ver más
Publica

Centro de las artes escénicas de Taipei

Una antigua forma de arte para la participación cívica: el teatro ha evolucionado hacia el mundo moderno como una vocación culturalmente refinada, que ha visto disminuida su importancia en la vida diaria.

Ver más