16 noviembre, 2017

Lo común y el museo

por Arquine | @arquine

El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) se inscribe en la corriente de los museos de arte contemporáneo de nueva generación, esto es, aquellos que consideran que el concepto de museo “ha transmutado del clásico archivo de arte a un auténtico condensador social”.

Para afianzar estas ideas, el Museo solicitó a estudioHerreros una propuesta que, en sus espacios comunes pudiera vincular el mundo del museo con el espacio urbano. Así, para Juan Herreros y Jens Richter, socios principales del estudio, la condición era “ser inclusivo, receptivo  y amigable frente a una ciudadanía que no quiere saber de barreras ni elitismos” propios del mundo del arte. “La ciudad debe entrar en el museo y con ella, las personas, que deben encontrar allí un entorno que les resulte familiar, que entiendan que ha sido pensado para ello. (…) Al MALBA ya no se irá solo a ver exposiciones, sino a otras muchas cosas más”.

Este diálogo entre visitantes y arte resulta vital en la propuesta realizada por Estudio Herreros, sintetizada en los espacios de contacto entre museo y ciudadanía: “cruzar el umbral, comprar una entrada, dejar un abrigo en el guardarropa para sentirse como en casa, recibir información o aprender a utilizar una audio-guía”. Son esos los que marcan un lugar común.

La propuesta recurre a materiales cotidianos, con una expresión cercana a la estética del bricolaje “que trasladan el mensaje de que lo podría haber construido uno mismo” y que se encuentran en un un único espacio diáfano, con un suelo continuo que recuerda el hormigón de las banquetas citadinas. Los muebles “introducen un carácter doméstico en el espacio intermedio entre la ciudad y las salas de exposición”. Son “pequeñas construcciones (construidas) en madera, perfilerías de acero y aluminio“. Materialidad que se repite en los mostradores de recepción y venta de billetes, así como en las estanterías de la tienda o las mesas, bancos, sillas y taburetes de la cafetería. El resultado, para el arquitecto español, es “una gran instalación, construida en seco, que no pretende competir ni afectar al edificio original”.

Todas las fotografías: © Javier Agustín Rojas | Cortesía de studioHerreros y Pati Nuñez Agency

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Micro House Slim Fit

El concepto está diseñado para el creciente grupo de trabajadores solteros que quieren vivir de forma compacta pero cómoda, sostenible, con plena identidad y, sobre todo, de forma central en contextos urbanos.

Ver más
Publica

Casa de la Roca

El paisaje que rodea la casa es un lugar único, donde todos y cada uno de sus rincones pueden ser celebrados.

Ver más