7 febrero, 2019

Llum Barcelona | Luz Barcelona

por Arquine | @arquine

 

Esta será la octava edición del festival y la segunda que sucede en el barrio del Poblenou de Barcelona. Esta zona con un pasado industrial, se transforma en un gran laboratorio de experimentación, al aire libre, con las piezas de artistas de prestigio de todo el mundo y talentos emergentes de las escuelas de arte, diseño y arquitectura de la capital catalana que usan la luz como medio creativo.

Habrá cuarenta y nueve instalaciones, de las cuales veinticinco son de artistas consagrados, quince diseñadas por estudiantes de las universidades de diseño de Barcelona y nueve espacios históricos iluminados. Es una apuesta por la innovación, la experimentación, uno de los sellos de Llum BCN que lo distingue de otros festivales lumínicos.

Entre las propuestas profesionales se encuentran artistas internacionales como Rafael Lozano- Hemmer y Dainel Canogar, pioneros de las nuevas herramientas digitales como los tecnológicos Kyle McDonald o Joanie Lemercier.

El trabajo Emergencias del fotógrafo Manolo Laguillo evocará el pasado industrial del barrio con una propuesta que se encontrará en nueve espacios distintos, iluminando las escaleras de emergencia más emblemáticas de Poblenou. También la propuesta Láser, de Antoni Arola, que marcará con tres rayos de luz continuada un itinerario por las principales calles de Llum Bcn.

El festival ensaya las posibilidades que ofrecen nuevas técnicas como la iluminación dinámica, la proyección a gran escala o los entornos interactivos, e invita al ciudadano a descubrir una nueva manera de vivir la calle y a reflexionar como puede evolucionar el lenguaje del espacio público en el futuro.

Maria Güell, diseñadora de iluminación y codirectora del Posgrado Lighting Design que se imparte en Arquine junto a la Universidad Politécnica de Cataluña fue la curadora de esta edición junto a José Luis de Vicente y Oriol Pastor.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Casa Girasol

La Casa Girasol se encuentra en una privilegiada situación de límite, de frontera entre el agua del mar mediterráneo y la roca dura de la Costa Brava, entre la naturaleza agreste del Cabo de Creus y el casco urbano de El Port de la Selva, pequeño pueblo pescador en la frontera entre Francia y España.

Ver más