16 febrero, 2018

La tensión de las estructuras

por Christian Mendoza

José Dávila en la Galería OMR

Recientemente fue inaugurada en la Galería OMR la muestra Mecánica de lo inestable del mexicano José Dávila. Formado en la arquitectura, la práctica escultórica del artista se encuentra permeada por una noción sobre la elementalidad de los materiales. En sus piezas se observan diversas formas que, lejos de transformarse a través de la talla o del cincelado, operan como elementos estéticos. La muestra, cuya conceptualización mantuvo muy de cerca de la arquitectura del recinto, busca reflexionar en torno a la gravedad y a los límites de los elementos a través de dos grupos escultóricos. Mecánica de lo inestable parte de diversos frentes, entre los que se encuentran el modernismo arquitectónico y el neconcretismo brasileño. “Me interesaba hacer un juego de balances discursivos entre los materiales industrializados. El acero, por ejemplo, es uno de los materiales con los que se han podido hacer los rascacielos, a diferencia de las piedras, que es el elemento más primitivo con el que alguna vez se construyó. En este contraste es, tal vez, donde se encuentre una referencia arquitectónica. Es una cuestión más simbólica”, mencionó Dávila en entrevista para Arquine.

Las piezas que conforman la exposición plantean una posible estructura en donde se tensiona la inminente fragilidad de los materiales al tiempo que su solidez. “Las esculturas son una reflexión sobre cómo entender la fuerza de gravedad como una variable para hacer una articulación escultórica. Se trata de entender que no podemos escapar a la fuerza de gravedad para incluirla de una manera evidente y consciente, para dirigirla hacia la construcción de equilibrios exógenos. También busqué exprimir las consecuencias que te da luchar contra la fuerza de gravedad para que, a través del acomodo y la disposición de los elementos en el espacio, lograr momentos de tensión visual y de encuentro poético. La forma de la escultura intenta llevar al límite puntos de quiebre en la estructura de los elementos”, ahondó.

Mecánica de lo inestable aborda una posibilidad: la de exhibir materiales arquitectónicos en entornos donde la arquitectura cobra un protagonismo particular. “Me parece que las vigas metálicas son una escultura en sí misma. Siempre me han gustado como elemento escultórico. Muchas veces he visto edificios que están en construcción, cuando toda la estructura puede observarse antes de ser escondida, y me parece que son objetos de un alto contenido estético, inclusive conceptual. Casi siempre se acaban cubriendo. En ese sentido, me interesaba mostrar materiales en crudo: como cuando sale una piedra de la cantera”.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Algo más que sólo un beso

En distintos contextos, un beso ha significado que las definiciones de lo personal o de lo colectivo se tengan que resignificar. Los límites en los que una muestra pública de afecto puede desatar incomodidades —supuestamente morales, en realidad políticas— se encuentran definidos por lo que los habitantes de distintas ciudades en diferentes épocas piensan que es lo privado y lo público.

Ver más
Publica

Xochimilco en el siglo XXI

Una de las afirmaciones del libro «Xochimilco en el siglo XXI» (Turner, 2021), de Luis Zambrano y Rubén Rojas, es que «la ciudad no puede vivir sin Xochimilco y no lo ha podido hacer desde su fundación. Esta simbiosis de aproximadamente dos mil años, que ha sido altamente benéfica, sólo se ha roto en las últimas décadas. La ruptura es reciente, pero ha sido tan grande que está poniendo en peligro tanto a Xochimilco como a la ciudad misma.»

Ver más