Archivo Luis Barragán

En el más reciente número de The New Yorker, Alice Gregory cuenta la historia de Jill Magid, una artista de estados unidos que convirtió recientemente medio kilo de las cenizas de Luis Barragán en un diamante de dos quilates para adornar un anillo que ofreció a Federica Zanco, directora de la Fundación Barragán, quien mantiene en la actualidad el archivo profesional del arquitecto ganador del Pritzker.

Conversamos sobre la polémica con Juan Carlos Cano, Víctor Alcérreca y Alejandro Hernández Gálvez.