30 enero, 2022

Kokonut

por Arquine | @arquine

 

Nombre del proyecto: Kokonut
Arquitectos: Riparia
Página web: hrbt.mx
Equipo de proyecto: Laurent Herbiet, Giordana Rojas, Andrés Burguete, Fernanda Romero y Ana Benítez
Superficie: 1,427.00 m2
Ubicación: Akumal, Quintana Roo
Fotografía: Tamara Uribe
Fecha: 2021


 

En un predio de 1,019.54 m² con restricción frontal, posterior y lateral, previamente impactado, se propuso un edificio fragmentado en tres volúmenes que respondieran a tres cosas. La primera a la geometría de trapecio del predio. La segunda a los árboles sobrevivientes del previo desplante. Y, la tercera, a potencializar las vistas.
Se aprovechó el accidente topográfico de 4 metros del nivel de calle al nivel de terreno para poder desplantar 4 niveles. Al frente se propuso una explanada de adoquín para tener una superficie permeable que también funcionara como estacionamiento. Un puente conecta el estacionamiento con el edificio. Se respetan los árboles al frente y se genera una especie de patio donde se iluminan y ventilan las habitaciones del nivel inferior.

La propuesta se divide en 3 volúmenes, los laterales son simétricos y el central se abre como abanico hacia la selva. La fachada al exterior es discreta y sólida para poder cerrarse a la vialidad y para suavizar esta rigidez se colocó una celosía de block en el núcleo de circulaciones que, por la noche, se buscó que funcionara como una lámpara iluminada con luz cálida. La fachada posterior se compone de las terrazas de las unidades y se propuso una losa de concreto alabeada para tener una lectura ligera y abierta.

Los materiales son aparentes para que el edificio envejezca con dignidad y carezca de mantenimiento. Mientras las placas transversales son de concreto aparente, las placas longitudinales son de block de concreto natural.
En el nivel inferior se propuso una alberca corrida con vistas a la selva, mientras que en la azotea se encuentran las amenidades privadas por departamento. Las unidades laterales tienen las escaleras al exterior para evitar un sobrepaso y ahorrar espacio al interior.

Abajo del estacionamiento están los cuartos de máquina y cisterna con las preparaciones necesarias para captar y potabilizar el agua pluvial.
La propia geometría del edificio permitió que cada unidad contara con su propio pasillo, gracias a esto, y por petición del cliente, los departamentos tienen 2 puertas, una de acceso principal y otra a un cuarto que el propietario puede rentar de manera independiente como habitación de hotel. La unidad central, al tener la habitación con frente a la selva, cuenta con una puerta de celosía de madera para poder controlar el acceso a la terraza en caso de tener rentada la habitación.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Identidad local

Arthur Casas juega con el contraste entre luces y sombras para la tienda +55Design

Ver más