28 diciembre, 2020

Kahn en Ahmedabad

por Arquine | @arquine

 

Cuando en los años 60 Balkrishna Doshi —el ganador del Pritzker en el 2018— recibió el encargo de diseñar el campus del Instituto Indio de Administración de Ahmedabad (IIM-A), escuela establecida en 1961, pensó que el arquitecto indicado para ese trabajo era otro: Louis Kahn, y lo invitó a desarrollar el proyecto. Kahn trabajaría en el diseño desde 1962 hasta su muerte, en 1974, teniendo a Doshi como algo más que arquitecto local. De los 18 dormitorios construidos, además de una biblioteca, un edificio de aulas y las alas para profesores que diseñó Kahn para el IIM-A, quince serán demolidos. En un texto publicado en el sitio de la Architecturl Review bajo el conocido título Outrage, William JR Curtis escribie:

Si quieren un curso en capitalismo del desastre, inscríbanse en el Instituto Indio de Administración de Ahmedabad. Usan el método de casos de la Escuela de Negocios de Harvard para demostrar lecciones de economía, finanzas, inversiones bancarias y pérdida de valores, pero parece que nociones como la excelencia arquitectónica, el bien común y la importancia del patrimonio cultural están ausentes de su currículum.

Curtis sigue explicando que, “en vez de preservar y restaurar los edificios para generaciones futuras”, los “ocupantes temporales” de los edificios diseñados por Kahn anuncian que demolerán más de la mitad del conjunto. Por su parte, el actual director del IIM-A, Errol D’Souza, explicó en una carta dirigida al alumnado, que “durante las últimas dos décadas los edificios han sufrido deterioro y daño estructural”. Según D’Souza, tras un terremoto en 2001 y debido a filtraciones de agua, “han surgido grandes grietas en los muros de tabique expuesto”, lo que hace que los edificios “sean inseguros para habitar”. D’Souza también explica que, tras deliberar largamente, decidieron invertir en restaurar la biblioteca, el edificio de aulas y las alas de profesores, además de tres edificios dormitorio, y demoler los otros 15, para sustituirlos por otros nuevos, más seguros y con mayor capacidad —800 dormitorios en vez de 500. Según D’Souza, el método constructivo que eligió Kahn dio por resultado que los refuerzos de acero en los muros de tabique se oxidaran y expandieran, causando grietas, además de que “los tabiques utilizados no fueron de la mejor calidad”. Curtis también refiere el terremoto del 2001, la humedad y las grietas, pero cuenta que en 2014 la oficina de Mumbai SNK inició un programa de restauración, empezando por la biblioteca, por el que recibieron un reconocimiento de la UNESCO en 2019.

Los problemas constructivos en el IIM-A no son recientes. Katheleen James-Chakraborty escribió en un artículo publicado en 2013 acerca de algunas de las dificultades que implicó el desarrollo del proyecto:

La comunicación planteaba un problema particular, exacerbando los retos económicos y las diferencias culturales. Casi toda la información se enviaba por correo, excepto cuando Kahn viajaba personalmente al sitio; las llamadas telefónicas resultaban demasiado caras. Los oficiales de aduanas causaban mayores demoras, retardando aun más la velocidad con la que llegaban los dibujos desde Filadelfia. En 1969, Kahn casi pierde el encargo del IIM, que fue en buena parte terminado por Anant Raje —graduado de la J.J.School de Mumbai, quien había trabajado por años en la oficina de Kahn en Filadelfia antes de regresar a Ahmedabad, donde había colaborado con Doshi, para hacerse cargo del campus del IIM.

James-Chakraborty también escribió que en Ahmedabad la costumbre era cubrir con aplanado la fábrica de los edificios tanto de tabique como de concreto, por lo que Kahn insistió en entrenar a los trabajadores en la manera de detallar una construcción en tabique y concreto aparentes. James-Chakraborty cita la tesis doctoral de Amit Srivastava, Encountering Materialas in Architectural Production: The Case of Kahn and Brick at IMM, del 2009. Srivastava explica las distintas razones que hicieron que los edificios, que en un inicio Kahn imaginó de concreto, como en el Instituto Salk, fueran construidos en tabique expuesto, y agrega que “aún cuando Kahn puso su confianza en las tradiciones del tabique del sur de Asia, no conocía bien el contexto de la construcción ni en Dhaka ni en Ahmedabad, y por tanto procedió desarrollando el vocabulario de tabique expuesto de acuerdo a su experiencia previa”.  En otro texto, “Louis Kahn’s Indian Institute of Management’s Courtyard: Form versus Function”, publicado en 1995, James explicaba la importancia de los dormitorios en el proyecto:

El IMM es mejor conocido por el aspecto más imponente del encargo: la serie de edificios dormitorio en los que Kahn combinó sus recuerdos pintorescos de ruinas romanas con visiones de pureza geométrica inspiradas en los dibujos de arquitectos neoclásicos franceses como Louis-Etienne Boullée y Claude-Nicolas Ledoux.

 

En esta liga la Architectural Review recolecta firmas para impedir la demolición de los dormitorios.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Casa rancho Avándaro

La residencia se posiciona de forma clara sobre el paisaje equilibrando la naturalidad de los jardines con sus imponentes volúmenes de piedra.

Ver más
Publica

#LaHoraArquine en Spotify

Para celebrar los 10 años de #LaHoraArquine, ahora podrás escuchar #LaHoraArquine en Spotify todos los lunes además de continuar encontrándonos en nuestro canal YouTube o Facebook.

Ver más