19 marzo, 2015

Josef Albers

por Alejandro Hernández Gálvez | @otrootroblog

Josef y Annie Albers llegaron a México por primera vez en diciembre de 1935 y visitaron, además de la ciudad de México, Teotihuacán, Acapulco y Oaxaca, Mitla y Monte Albán incluidos. En esa época los Albers, tras haber cerrado la Bauhaus en 1933, ya vivían en Carolina del Norte y enseñaban en el recién fundado Black Mountain College, donde entre muchos otros tuvieron alumnos como Robert Rauschenberg y Cy Towmbly.

Josef Albers nació en Bottrop, Alemania, el 19 de marzo de 1888. Estudió para ser maestro de escuela y lo fue. En 1920 entró a la Bauhaus en Weimar como estudiante y en 1923 remplazó junto con Lazlo Moholy-Nagy a su profesor, Johannes Itten.

Tras su viaje de 1935, Josef Albers le escribió a Vassily Kandinsky una carta diciendo que México era la tierra prometida del arte abstracto pues ha existido ahí por miles de años. En 1949 Josef Albers dio un curso en la Universidad Nacional Autónoma de México y en total, entre 1935 y 1967, Josef y Annie hicieron al menos 14 viajes a México.

Ana Elena Mallet cuenta en su libro La Bauhaus y el México Moderno: el diseño de van Beuren (Arquine, 2014), que Michael van Beuren, quien había estudiado en la Bauhaus y fue alumno de Albers, le escribió a éste en 1936: “luego del 15 de enero estaré en Acapulco por cerca de un mes, trabajando en unos bungalows para un amigo que tiene un desarrollo inmobiliario. No se de nadie que conozca México, pero me pregunto si acaso tiene sugerencias para mi, particularmente si sabe de alguien simpático que pueda conocer allá”. Mallet sugiere que gracias a la recomendación de Albers, van Beuren pudo haber conocido a la diseñadora cubana Clara Porset —quien fuera alumna de los Albers en Black Mountain en 1934— y a su marido, Xavier Guerrero.

Albers también fue buen amigo de Luis Barragán. Éste tenía en su casa una reproducción —barata y no autorizada, cosa que al parecer no incomodaba a Albers— de un cuadro de su serie Homenaje al cuadrado.

Josef Albers murió el 25 de marzo de 1976 en New Haven. En Brain Pickings se puede leer lo que escribió Marla Popova sobre la manera como Albers revolucionó la cultura y el arte de ver.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Colón y la cabeza

Un monumento que tome en cuenta a quienes la estatua de Colón ignoraba debe plantearse de maneras obligadamente abiertas a la necesidad de escuchar otras voces y atender otras formas en las que un monumento puede representar a otras personas y colectivos en espacios que usualmente se modelan con visiones fijas, singulares y muchas veces excluyentes y hasta opresoras.

Ver más
Publica

Cápsulas: de la torre al museo

Todo parece indicar que la Torre Nakagin, construida en 1972, será desmantelada —un edificio metabolista no se demuele— y las cápsulas donadas a museos de diseño e instituciones similares. El ciclo de reciclaje que Kisho Kurokawa soñó para su proyecto, termina —o no.

Ver más