8 junio, 2016

Intuitivo y enigmático. Conversación con Escobedo Soliz

por Francisco Brown | @pancho_brown

Captura de pantalla 2016-06-08 a las 10.49.58

Intuitiva y pragmática serían las palabras que encapsulan la última intervención en el MOMA PS1 de Nueva York. Desde 1999, el Young Architecture Program ha sido la plataforma para que estudios emergentes de Estados Unidos tengan acceso a un proyecto de diseño en el museo. Este año, el comité de selección amplió ese espectro para incluir a México dentro de los candidatos participantes. Así, en enero, se dio a conocer que el estudio Escobedo-Soliz de la Ciudad de México eran los ganadores con la propuesta Weaving the courtyard (Tejiendo el patio), un proyecto que servirá de escenario para presentar una serie de conciertos de verano: los denominados Warm ups (calentamientos).

La obra de Pavel Escobedo y Andrés Soliz se aleja del objeto y del discurso; se reduce a intervenciones poéticas pero precisas que pretenden, con pequeños gestos, redimensionar la atmósfera espacial de cada patio del museo. La obra está destilada de pretensiones formales y denota un alto nivel de intuición para diseñarla y de pragmatismo para materializarla.

El Proyecto se divide en tres zonas: el patio principal, en el que han tejido una especie de pérgola textil; un segundo patio, que cuenta con una alberca en toda su longitud; y, finalmente, en el más pequeño, han creado un Misting room.

#weavingthecourtyard #moma #ps1 #crossing

Una foto publicada por ESCOBEDO SOLIZ (@escobedosoliz) el

Francisco Brown [FB]: Tengo entendido que los organizadores dan muy poco tiempo para desarrollar la propuesta.

Escobedo-Soliz [ES]: Desde que nos invitaron hasta el proceso de selección todo fue sumamente intenso. A principios de diciembre nos informaron que nos han seleccionado entre los cinco finalistas para participar. Luego de enviar una gran cantidad de documentos, hicimos una visita de sitio a mediados de diciembre y entregamos el proyecto un mes después. Fue bastante cansado, sobre todo porque tomamos un par de semanas de vacaciones por las fiestas.

FB: ¿Cómo fueron las reuniones y cuáles eran los parámetros del proyecto?

ES: En la visita de sitio te dan algunas bases a nivel programático y un sin número de reglas sobre lo que no puedes intervenir, como los muros perimetrales de concreto, por ejemplo. Esto fue un tema importante porque cuando preguntamos si podíamos usar los huecos de concreto armado y nos dijeron que sí, empezamos a percibir oportunidades en los elementos existentes. Al final nos interesaba hacer uso de la estructura construida para crear una intervención que activara el espacio público del museo, no diseñar un objeto dentro del mismo.

Mist room #refreshing #mist #moma #ps1

Un vídeo publicado por ESCOBEDO SOLIZ (@escobedosoliz) el

FB: ¿Por qué era importante alejarse de una propuesta-objeto como las de años anteriores?

S-S: Queríamos volver a los inicios del PS1, donde el Site Specific Art era uno de sus aspectos fundamentales. La verdad, no nos interesaba un objeto arquitectónico como tal.

FB: En los últimos años ha habido una evolución en la temática de los pabellones, ¿había algún tipo de tema que querían o debían explorar para esta edición?

ES: No debíamos responder a ninguna temática específica y no deseábamos plantear un discurso, únicamente queríamos realizar un statement. Las dos propuestas anteriores fueron sumamente interesantes e innovadoras, pero creemos que desde el proyecto de Poll Dancing de SO-IL no había existido una propuesta directamente conectada al sitio. Por eso decidimos usar todos los patios del museo, no sólo el principal.

FB: ¿Cómo fue el proceso de diseño?

ES: Ese fue un asunto muy complejo porque somos un despacho mexicano nuevo, sin presencia o experiencia en Estados Unidos. No conocíamos los detalles que conlleva construir acá y eso fue un factor importantísimo a la hora de diseñar, porque sabíamos que debíamos construirlos nosotros, con nuestras propias manos, con alumnos voluntarios y amigos. Hemos hecho todo, desde el tejido a la excavación o la fabricación de las bancas.

FB: La pieza principal parece ser una especie de pérgola textil. ¿Podríais explicar más de este gesto y de los otros elementos del proyecto?

ES: La intención, más que crear una sombra en sí, es evocar la idea de lo que es y hace una sombra. Como mencionaste, queríamos hacer una intervención poética. Los símbolos tienen que ver con eso. No sé si en tu país, cuando hay una fiesta, se cuelgan esos papelitos en las calles; al final era evocar una celebración y los Warm Ups son una. Este lugar es muy gris y si metíamos color, podríamos poner en tensión estos muros y cambiar la forma de vivir el patio. Con la brisa en el Misting room o el espejo de agua, estamos cambiando de atmósferas dentro del museo. Hemos hecho todo, desde el tejido a la excavación o la fabricación de las bancas.

#moma #ps1 #color #rope #installation #architecture

Una foto publicada por ESCOBEDO SOLIZ (@escobedosoliz) el

FB: Es muy interesante el lenguaje del proyecto. Supongo que al haber sido construido por ustedes ha influido en la materialidad y montaje de las distintas intervenciones.

ES: Como te comente, había dos cosas fundamentales: hacer uso de elementos existentes del museo y usar materiales y técnicas que nosotros pudiéramos hacer. Cada uno de los materiales, además, ha sido escogido pensando en su reutilización posterior una vez que el pabellón cierre, porque todos tienen una vida útil mayor a la de tres meses. Las piezas y materiales se van a devolver: la arena va de regreso; las bancas están compuestas por una serie de bancos desmontables que se van a subastar al final, para que la gente pueda quedarse una; y todo el textil se lo va a quedar una comunidad de tejedores llamada Weaving Hands que colabora con el Pratt Institute.

Creemos que el proyecto cobrará vida cuando la gente se siente con su chela en la banca a oír música en verano, porque lo más importante de esta intervención no es lo que nosotros hicimos, sino la dinámica de los conciertos al aire libre. Fue diseñado desde un principio como un lugar de convivir. Nuestra obra no quiere decir véanme, si no disfrútenme. Ese es nuestro statement: la arquitectura no es un objeto que tienes que ir a ver, sino un espacio que puedes usar y en el que te puedes identificar.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Liz Diller y la influencia de la arquitectura

Esta semana, la prestigiosa revista TIME publicó su lista anual con las 100 personas más influyentes del mundo. En ella sólo aparece una representante de la disciplina de la arquitectura: Liz Diller. Conversamos con ella sobre su práctica en relación al arte y cómo los proyectos pueden interactuar con su contexto inmediato

Ver más