20 noviembre, 2018

Hill Country House

por Arquine | @arquine

 

Nombre del Proyecto: Hill Country House
Arquitectos: Miró Rivera Architects | Juan Miró y Miguel Rivera
Página web del despacho: www.mirorivera.com
Líder del proyecto: Matthew Sturich
Equipo: Spencer Cook, Sarah Hafley, Matthew Helveston, Edward Richardson
Contratista Construcción: PB Construction | Paul Balmuth
Contratista Estructura: Structures P.E., LLP | Jerry Garcia
Paisajista: Environmental Survey Consulting | David Mahler
Superficie: 475 m2
Ubicación: Wimberley, Texas, Estados Unidos
Fotografía:  Paul Finkel | Piston Design


 

Concebido como un prototipo para una comunidad rural sostenible, Hill Country House sirve como un faro para mostrar lo que podría ser un hogar autosuficiente en un entorno rural, virtualmente independiente del agua y la energía municipal. Ubicada en una amplia pradera de Texas Hill Country, esta residencia privada está definida por una serie de picos de techos irregulares inspirados por el ascenso y la caída de las colinas circundantes.


Conocida cariñosamente por sus dueños como «El Santuario» y ejecutada con un presupuesto muy modesto, esta versión moderna de la granja vernácula es un lugar para reunir a las personas y encontrar espiritualidad.

Renovación en un entorno responsable y sostenible. El exterior de la casa se define por líneas limpias, un techo a dos aguas escultórico y una paleta de materiales contrastantes de aluminio corrugado y ciprés cálido. Si bien son indicativos del modesto presupuesto de los clientes, los materiales también evocan el entorno rural de la residencia.

Una chimenea de piedra caliza cónica se inspiró en un cobertizo existente en la propiedad de 47 acres hecha de piedra local apilada y seca. En todo el interior, las paredes y los techos blancos se compensan con adornos cuidadosamente considerados, como un hogar de piedra caliza en la sala de estar y mostradores de esteatita en la cocina. Los pisos de pacana son un guiño al entorno rústico de la casa.

Una colección de volúmenes se organiza a lo largo de una espina central que recuerda a las cabañas vernáculas, con los espacios públicos y privados de la casa situados en extremos opuestos. El corredor principal, que se dobla como una galería, se diferencia por ventanas delgadas verticales que equilibran el requisito de luz natural con la necesidad de proporcionar espacio para colgar obras de arte. En todas las habitaciones, las ventanas brindan abundante luz natural y enmarcan vistas del paisaje circundante.


Se prestó especial atención a la creación de espacios que permitieran albergar grandes grupos de amigos y familiares, difuminando la línea entre el interior y el exterior. El revestimiento de aluminio blanco rígido se rompe a varios intervalos por un cálido revestimiento de madera de ciprés que define una serie de habitaciones fuera de la casa, incluido un pórtico con forma de templo que se extiende desde el volumen que contiene los espacios principales.

Un estudio de esculturas al aire libre a la sombra se dobla como escenario para conciertos de verano informales organizados varias veces al año.

El diseño de Hill Country House es tanto espiritual como ambientalmente sensible, ganando una calificación de 4 estrellas de Austin Energy Green Building, el primer programa de construcción ecológica del país y el modelo para el sistema de certificación LEED. Un conjunto solar de 8 kilovatios suministra el 61% del uso anual de energía. El calentamiento y enfriamiento mecánico es posible gracias a un sistema geotérmico de 5 toneladas. Un sistema de recolección de agua de lluvia de 30,000 galones satisface todas las necesidades anuales de agua del propietario.


El enfoque de los diseñadores con respecto a los materiales, la construcción y el mantenimiento redujo drásticamente no solo los costos de construcción y los desperdicios iniciales, sino también los costos e impactos esperados del ciclo de vida.

A través de una planificación cuidadosa de la línea de tiempo de la construcción y la selección cuidadosa de los materiales, los desechos típicos de la construcción fueron minimizados, mitigados o eliminados por completo. Durante la construcción, los arquitectos y contratistas desarrollaron un plan de gestión de residuos para abordar la eliminación de los materiales no utilizados, así como los residuos producidos en el sitio.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Estudi 1700

  Nombre del proyecto: Estudi 1700 Arquitectos: Nordest Arquitectura Página …

Ver más