Revista No.87 | donde termina la ciudad

  • Fecha 21 febrero, 2019

 

Editorial | Miquel Adrià

 

Reflexionar sobre el límite de la ciudad en un mundo cada vez más urbanizado permite cuestionar la dicotomía entre ciudad y campo o entre lo rural y lo urbano. Las metrópolis policéntricas amalgaman antiguas urbes para crear nuevos magmas que se entrelazan con el territorio, en algunos casos sin solución de continuidad. La gran aldea que pronosticaban los cibernautas y creyentes en la virtualización social, no se corresponde con migraciones en reversa. A su vez, el discurso conservador –en su sentido literal– y sustentable que propone limitar el consumo de nuestras urbes a sus propios recursos –agua, alimentos– ante el pánico de perecer como hicieran las ciudades mayas, se contradice con la naturaleza intrínsecamente artificial de las ciudades. Éstas son los organismos más complejos y mutantes que ha creado la humanidad, y hasta ahora han superado a lo largo de la historia todas las barreras catastrofistas.

Mientras las metrópolis más jóvenes incrementan su tamaño y sus construcciones en altura siguen rompiendo récords, la tendencia generalizada aboga por la redensificación, el regreso a los límites barriales, a la ciudad de a pie, patineta o bicicleta, a los huertos urbanos, como antídoto a las manchas urbanas que se desparramaron irracionalmente con desarrollos masivos. Se suma la incapacidad para resolver adecuadamente la necesaria complejidad del transporte público en las metrópolis qué más crecen obligando a proponer estrategias que propicien la cercanía y lo local. Y estamos en los albores de explotar el otro límite pendiente: el subterráneo. Algunas urbes, por razones climáticas, ya exploran y viven en la sub-ciudad.

 

En este número que acompaña al Festival de Arquitectura y Ciudad Mextrópoli 2019, publicamos proyectos y propuestas que se insertan en esos bordes –a veces imprecisos– de las ciudades, y reflexionamos sobre los límites físicos, políticos, económicos y ecológicos de nuestras urbes que conforman un planeta cada vez más metropolizado.

 

Feike de Jong | ¿ Por qué caminar alrededor de Tenochtitlán ? [Extracto]

 

Moctezuma tuvo un sueño. Un águila lo elevó al cielo. Desde las alturas vio la ciudad debajo arder en ruinas. El águila entonces lo dejó caer. La imagen del emperador en las garras del águila está esculpida en el muro frente a la iglesia de
San Hipólito, por el Metro Hidalgo.

 

(Foto: Santiago Arau)

Michael Sorkin | Límites de la ciudad: ¿qué tan localizada es la clave de nuestro futuro urbano? [Extracto]

 

¿Cuál es la extensión real de la ciudad? A medida que las megaciudades, las regiones en expansión y las megalópolis caracterizan cada vez más la urbanización, resulta más difícil reconocer la ubicación o la lógica de los límites. Pero mientras nuestras ciudades ya no están amuralladas, cada una de ellas aún está encerrada por múltiples membranas, visibles e invisibles, que la definen tanto internamente como en relación con el planeta.

 

Las ciudades siempre se han entendido en términos de abasto (cuencas hidrográficas, abasto de alimentos, de energía, de conocimiento, cantidad de población), pero a medida que las ciudades modernas han crecido, sus bordes se vuelven cada vez más elásticos y discontinuos. Donde una vez los alimentos vinieron de la periferia y variaban según las estaciones, un viaje al supermercado ahora ofrece productos que, desafiando el tiempo y el espacio, llegan desde todos los rincones del mundo: el carrito de compras promedio contiene artículos que han viajado miles de “kilómetros-alimento”.

 

Esto puede resultar en enormes costos ambientales y en una cadena alimenticia dominada por compañías multinacionales depredadoras, sin mencionar los productos genéticamente modificados y fortalecidos para viajar. La nuestra es cada vez más una época de grandes parecidos. Pero la gloria de las grandes ciudades descansa en su individualidad. Ya sea económico, social, morfológico, político, ambiental, racial o cultural, un sentido legible de la ventaja es crucial para la singularidad —la diferencia— de las ciudades. A medida que las fuerzas históricas que hicieron que Praga, Fez, Suzhou o Quito son barridas, las ciudades se ven ahuecadas de las autenticidades que las conformaron, de su genius loci, de su espíritu especial de lugar.

 

[…]

 

(Credito: J. Gu, Y. Liu, M. Okazaki, B. Stigge, M. Sorkin, A. Waxman)

Dominique Perrault + Junglim Consortium Seoul | Lightwalk, Intercambiador modal en Gangnam, Seúl [Extracto]

 

El Lightwalk no es sólo una pieza de arquitectura, es además una parte del territorio y del subsuelo de la ciudad. Definida como una intervención de Land Art, se inscribe en la escala de la ciudad, en diálogo con el río Han, el arroyo Tancheon y las  montañas cercanas. Es un gesto minimalista, pero increíblemente poderoso, que marca la presencia de una nueva gran estación de transporte público integrado para la ciudad de Seúl.

 

Situado entre las dos avenidas principales del distrito de Gangnam, Bongeunsaro y Teheranro, el Lightwalk propone una intervención paisajística que une estos dos ejes y actúa como un hito orientador en la ciudad circundante. Como una regla, una sola línea marca el territorio y proporciona una unidad de medida, en consonancia con la escala del tejido urbano, compuesto de amplias avenidas y rascacielos como la futura torre GBC. Lightwalk crea un nuevo horizonte. Arraigado en el suelo, es el símbolo de una Seúl renovada y más amable con los peatones. Una referencia para todas las infraestructuras subterráneas del mundo, donde los usuarios pueden sentir la luz natural y el aire en el Groundscape.

(Foto: DPA/JUNGLIM CONSORTIUM–DPA / Dominique Perrault Architecte-ADAGP)

David Chipperfield y Simon Kretz | Sobre la planificación: un experimento mental [Extracto]

 

En tanto arquitectos, a menudo demostramos una actitud ambivalente hacia la disciplina de la planificación urbana. Por un lado, podemos pensar que es innecesariamente restrictiva y no lo suficientemente sofisticada como para responder a condiciones reales, mientras que por el otro celebramos los resultados de visiones de planificación claras. La relación entre planificación y arquitectura fluctúa continuamente. Generaciones anteriores de arquitectos han considerado a la arquitectura y a la planificación como disciplinas fundamentalmente vinculadas y han dependido de esta unión para crear sus visiones. Evidentemente, este fue el caso en la Europa de la posguerra, donde la reconstrucción y las nuevas actitudes hacia la ciudad y su tráfico motivaron ideas innovadoras sobre la ciudad y la sociedad.

 

[…]

 

(Maqueta: ETH Zurich)

Mariam Kamara, atelier masōmī | Vagabundeo móvil  [Extracto]

 

Por su naturaleza, las calles de una ciudad ofrecen espacios donde uno fácilmente parece encaminarse hacia alguna parte sin realmente ir a ninguna en particular. Esta característica es explotada por jóvenes mujeres en Niamey, la capital de Níger, quienes practican el “vagabundeo móvil,” lo que les permite socializar entre ellas y escapar del escrutinio de una sociedad musulmana cada vez más conservadora. A partir del movimiento constante, realizado con el pretexto de hacer llamadas sociales entre ellas, las chicas logran verse y ser vistas, interactuar y disfrutar de una relativa privacidad para estas interacciones.

 

Este proyecto propone un espacio público que se adapte a estas normas culturales en forma de una ruta urbana que conecte espacios públicos actualmente populares entre los ciudadanos jóvenes, y suma algunos componentes al programa a lo largo del recorrido. La propuesta utiliza el espacio público de una manera oportunista, empleando tácticas similares a las que utilizan vendedores ambulantes y otros actores informales en muchas ciudades africanas. La ruta dirige a las chicas hacia diversos destinos, como espacios para el estudio, espacios para hacer ejercicio, anfiteatros y hasta un mercado.

 

El proyecto manipula los límites y los grosores de las paredes, creando separaciones espaciales como espacio habitable. Se excavan nichos en los muros para crear espacios multiusos así como asientos o escritorios. A partir de bloques de tierra comprimidos se crean muros escalonados de diferentes tamaños y alturas que crean asientos para alojar sesiones de grupo. Con este acercamiento, el proyecto busca proveer un derecho a la ciudad, algo que se está volviendo cada vez menos accesible para muchas mujeres jóvenes en Niamey.

 

[…]

 

(Foto: Atelier Masomi)

Encuentra el contenido completo, proyectos, ilustraciones,
entrevistas y ensayos de nuestra más reciente revista:

 

Arquine ® 2019

Derechos Reservados