25 febrero, 2018

Escuela Rural Productiva

por Arquine | @arquine

 

Nombre del proyecto: Escuela Rural Productiva
Arquitectura: Alumnos del bachillerato rural digital No. 186 + Comunal: Taller de Arquitectura
Ubicación: Tepetzintan, Cuetzalan del Progreso Puebla, México
Status: En construcción
Colaboradores:
– Micaela Francisco. Presidenta del comité de construcción
– Samuel Coyota. Coordinador de albañilería + faenas comunitarias
– Iván Martínez. Técnico local especialista en Bambú + talleres de capacitación
– Gaudencio Francisco. Técnico local especialista en herrería
– Pablo López. Director del Bachillerato Rural Digital No. 186 + coordinación de faenas estudiantiles
Área: 1,530 m2
Ilustraciones 3D: Architecture Visualization
Sitio Web: comunaltaller.com
Año: 2017-2018


 

La comunidad de Tepetzintan, ubicada en la Sierra Nororiental de Puebla, carece actualmente de un espacio adecuado para que los jóvenes que terminan la secundaria continúen estudiando, lo cual trae consecuencias severas como la interrupción de los estudios, migración por falta de oportunidades y cambios en la estructura familiar. Ante este panorama, los jóvenes tomaron la iniciativa de diseñar y autoconstruir su propia escuela, objetivo para el cual solicitaron a nuestro equipo talleres de capacitación técnica-constructiva con materiales locales y talleres de diseño participativo.

El proyecto Escuela Rural Productiva parte de las aspiraciones e ideas que tienen los alumnos del Bachillerato Rural Digital No.186 para su espacio educativo, las cuales fueron plasmadas a través de cinco talleres de diseño participativo realizados durante el año 2016. Fue en dichos talleres que los jóvenes incorporaron el concepto de escuela productiva, planteando un programa arquitectónico contextualizado con la realidad de su comunidad que les permitiera aprender materias escolares a través de oficios (producción de miel melipona, mermeladas, ungüentos, bambú, etc), rescatar métodos tradicionales de cultivo y herbolaria, así como detonar cadenas productivas locales que permitan generar fuentes de empleo.

Una vez concluidos los talleres de diseño tomamos el concepto, las maquetas, el programa arquitectónico y los planos generados por los alumnos para producir la propuesta arquitectónica para la comunidad, la cual fue presentada en asamblea y aprobada por el comité educativo, el comité estudiantil y el comité de padres de familia. Aunado a lo anterior, durante la asamblea se acordó que el proyecto operara como Centro de Capacitación Comunitaria para la población en general y las comunidades cercanas, logrando un impacto social a nivel regional de aproximadamente 5,000 personas.

El proyecto, el cual contempla un sistema constructivo modular y prefabricado con materiales locales e industrializados, inició su construcción en octubre de 2017 de manera colaborativa con los alumnos, padres de familia y habitantes de la comunidad, quienes aportaron bambú y piedra, terreno comunal para la construcción del proyecto y faenas para acarreo de materiales. A pesar de las aportaciones comunitarias, existen materiales necesarios para la construcción del proyecto que únicamente pueden adquirirse con recursos económicos, por lo cual nuestro equipo gestionó alianzas y donativos con empresas como Novaceramic, Rotoplas y Ecolam (lámina ecológica), quienes han puesto su credibilidad en la comunidad estudiantil.

Actualmente estamos por concluir la primera etapa del proyecto, la cual fue financiada por el Fondo Canadá para Iniciativas Locales (FCIL), sin embargo, se requiere construir dos aulas más para que los alumnos puedan iniciar el período escolar agosto-diciembre 2018 en su espacio educativo. Debido a lo anterior, hemos lanzado una campaña de fondeo para recaudar el monto necesario para seguir colaborando con la comunidad de Tepetzintan y alcanzar la meta de los jóvenes: construir un espacio educativo que trascienda lo arquitectónico y replantee la forma de impartir educación en zonas rurales.

Más información sobre la campaña en donadora.mx/projects/escuela-rural-productiva

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

For PUFF

PUFF es un local con tres salas técnicas e insonorizadas para estos usos. El pasillo, lugar de paso y lugar de espera, recorre todo el local, desde la recepción -escondida tras un juego de espejos, controlando el acceso- hasta la sala de producción, de dos niveles con un graderío.

Ver más