12 enero, 2021

Escribir en Harper´s Bazaar también fue una obra de arte

por Mariana Barrón | @marianne_petite

 

Entre tantos debates sobre el planeta y las consecuencias en torno al antropoceno, que se refiere a los seres humanos convertidos en la fuerza dominante de los cambios metabólicos del planeta, no dejo de pensar en el trabajo de Robert Smithson, quien tuvo una vida artística bastante activa desde 1960 hasta su irónica muerte en 1973. Fallece en un accidente en avión mientras exploraba el emplazamiento de su obra Amarillo Ramp, una intervención del paisaje con la colaboración de Nancy Holt y Richard Serra. 

A partir del uso de una metodología experimental de cartografías y mapas, Smithson re-imagina el paisaje que existió fuera de los límites de la cultura del mundo del arte en la gran ciudad vecina de Nueva Jersey, Nueva York. Aquí es cuando nace la investigación y pieza textual The Crystal Land, una crónica y estudio cultural de los “elsewheres” del paisaje urbano. 

Smithson organizaba viajes, solo y en compañía de sus amigos, para explorar el territorio cercano a Nueva York, que en gran parte era la temática de sus obras. En estos paseos, categorizaba los diversos sitios que encontraba, estos podrían ser canteras, aeródromos, pantanos o ciudades postindustriales que fueron olvidados, abandonados o marginados. En un principio, vio este tipo de elementos con una perspectiva desinteresada, era el más allá de Manhattan. Sin embargo, regresaba constantemente a ellos, un poco frustrado de lo que sucedía en la escena del arte en la gran ciudad. Nancy Holt, su esposa, recuerda un paseo particular que hicieron a Nueva Jersey en el que nunca dejaron de ver a lo lejos la ciudad de Nueva York; en esta y muchos otros ocasiones, Nueva Jersey se convirtió en una especie de butaca llena de oportunidades para visualizar Nueva York desde diversos puntos conceptuales, teóricos y poéticos.

Smithson concibe el paisaje de Nueva Jersey como un espejo que reflejaba imágenes de la ciencia ficción, la cristalografía y el trabajo de artistas minimalistas contemporáneos de su generación. The Crystal Land es una crónica que  establece relaciones entre estas imágenes, compilando una cadena de analogías formales. Justamente el texto comienza con la siguiente frase: «La primera vez que vi la caja rosa de plexiglas de Donald Judd, parecía un cristal gigante de otro planeta». Transporta a Judd en el léxico de algo no biológico, algo que no es del planeta tierra. Estas son metáforas que estaban en la cabeza de Smithson y eran parte de su propuesta artística y la de muchos otros de sus contemporáneos. 

La carretera se pierde a través de los suburbios y se convierte en una red geológica de concreto, una estructura hecha por el hombre. Haciendo de él una presencial mineral. El paisaje mineral de los edificios cromadas de los dinners y las ventanas de centros comerciales, la sensación cristalina prevalece.

Este texto contiene múltiples analogías del paisaje y la vida “no terrestre”, imaginando escenarios fuera de este planeta. El artículo incluye la reproducción de una de sus obras hechas de cristal donde se ve su reflejo en una de las superficies, un retrato del artista. Una de las intenciones de esta crónica es la de retroalimentar un número infinito de ready-mades del paisaje de Nueva Jersey. 

Muchos artistas de la generación de Smithson se sintieron obligados en abordar estos nuevos conceptos donde surge una tensión visual y verbal entre los modos convencionales de percepción y las experiencias personales. Smithson y más artistas explotaron y exploraron estas tensiones creando piezas que daban pie al encuentro, de una forma no convencional, entre el paisaje y lo urbano.

Por lo tanto, el paisaje de Nueva Jersey se convierte en un objeto de visión cristalina, donde se reflejan claramente los límites naturales y los ready-mades urbanos. Al final de su crónica, Smithson escribe en un párrafo su posible próximo viaje en compañía de Judd, interesado por visitar los hornos de Franklin Furnace, una mina, donde los minerales brillan bajo la luz ultravioleta o «luz negra». Mientras proponía esto, ellos iban en el auto, pasando por un túnel cercano a la ciudad de Nueva York, divisando un espectacular que anunciaba la cercanía de la ciudad.

 


Referencias:

REYNOLDS, Ann: «Learning from New Jersey and Elsewhere”, The MIT Press, Cambridge Massachusetts, (2003), 364 pp. ISBN 0-262-18227-0.

SMITHSON, Robert: “The Crystal Land,” Harper’s Bazaar no. 3054 (May 1966): 72.

SCHWÄGERL, Christian: “The Anthropocene, The human era and how it shapes our planet”. Synergetic Press (2014), 235 pp. ISBN 978-0-907791-54-6

TURPIN, Heather & Etienne, “Art in the Anthropocene. Encounters among aesthetics, politics, environments and epistemologies”.Open Humanities Press (2015), PDF ISBN: 978-1-78542-017-7

Exposiciones / Simposios

Exposición: Robert Smithson “Time Crystals”, Monash University Museum of Art, 2018. Education Resource Text. 16 pp.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

El encanto de Tlatelolco. Una revisión estética que sigue transformándose

La ciudad es un campo de batalla, un escenario que incita a sus múltiples actores sociales a tomar la batuta en el constante juego de calles, avenidas, edificios, plazas ó jardines. Entre la composición occidental de una cuadrícula urbana y moderna que se suscribe sobre una ciudad prehispánica. Es así como llega el urbanismo moderno a América Latina,

Ver más