6 octubre, 2018

En palabras de Le Corbusier

por Arquine | @arquine

Esta es una selección de ideas, frases, sentencias, aforismos y conjeturas tomadas de Charles Edouard Jeanneret-Gris (6 de octubre 1887- 27 de agosto 1965), mejor conocido como Le Corbusier, y tomadas de Principios de urbanismo, Precisiones y La ciudad del futuro.

Lecorbu-1

 

  • No he tenido nunca más que un maestro: el pasado; una sola formación: el estudio del pasado. He sacado del pasado la lección de historia, la razón de ser de las cosas. Todo acontecimiento y todo objeto están «en relación a». La historia se halla inscrita en los trazados y en las arquitecturas de las ciudades. Mis ideas revolucionarias están en la historia, en toda época y en todos sus países.
  • La arquitectura es un acto de voluntad consciente. Hacer arquitectura es poner orden.
  • La arquitectura es el resultado del estado de espíritu de una época. La arquitectura es un hecho indiscutible que surge en un cierto instante de la creación en que el espíritu, preocupado por asegurar la solidez de la obra, de calmar los deseos de confort, se encuentra elevado por una intención todavía más elevada que aquella que es simplemente servir y tiende a manifestar los poderes líricos que nos animan y dan gozo.
  • La arquitectura está más allá de los hechos utilitarios. La arquitectura es un hecho plástico. Su significado y su tarea no es sólo reflejar la construcción y absorber una función, si por función se entiende la de la utilidad pura y simple, la del confort y la elegancia práctica. La arquitectura es arte en su sentido más elevado, es orden matemático, es teoría pura, armonía completa gracias a la exacta proporción de todas las relaciones: ésta es la «función» de la arquitectura.
  • Es indispensable que los arquitectos ejerzan una influencia sobre la opinión pública y den a conocer a ésta los medios y los recursos de la nueva arquitectura.
  • «Una célula a escala humana» es olvidar toda casa existente, todo código de habitación existente, todas las costumbres o la tradición. Es estudiar con sangre fría las nuevas condiciones en las cuales nuestra existencia se desarrolla. Es tener la osadía de analizar y saber sintetizar.
  • La arquitectura preside los destinos de la ciudad. Ordena la estructura de la vivienda, esa célula esencial del trazado urbano, cuya salubridad, alegría y armonía están sometidas a sus decisiones.
  • Hay que construir ciudades enteras pensando en un mínimo de confort, cuya ausencia prolongada hace oscilar el equilibrio de las sociedades. La ciudad no es más que una parte del conjunto económico, social y político que constituye la región.
  • A la ciudad le corresponderá hacerse permanentemente, lo que depende de otras cosas distintas del cálculo. Será gracias a la arquitectura, que es todo lo que está más allá del cálculo.
  • Organizar es hacer geometría; hacer geometría en la naturaleza o en el magma surgido «naturalmente» de las agrupaciones de hombres en aglomeraciones urbanas, equivale a hacer cirugía.
  • El arte, producto de la ecuación «razón-pasión», es, para mí, el lugar de la felicidad humana.
  • Lo maravilloso está en la exactitud. Lo duradero está en la perfección. La vida está hecha con un cálculo exacto. El sueño sólo se apoya sobre realidades esenciales. La poesía sólo procede mediante hechos exactos. La poesía es un acto humano: las relaciones concertadas entre imágenes perceptibles. El lirismo sólo tiene alas sobre la verdad. Sólo lo genuino nos conmueve. La arquitectura se propone emoción.
  • La cosa más importante del mundo son los espacios vacíos.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./