20 julio, 2017

¿En dónde vivía el oficial Matute?

por Alejandro Hernández Gálvez | @otrootroblog

Carlitos Matute es el nombre en español de Charlie Dibble, el oficial de policía al que le toca lidiar con Don Gato (Top Cat) y su pandilla —Cucho, Demóstenes, Espanto, Panza y Benito B. Bodoque— en la serie de dibujos animados que produjo Hanna-Barbera entre 1961 y 1962. Con sólo treinta episodios, al menos en México la serie tuvo gran éxito y por años se repitieron al punto que para muchos, de ciertas generaciones, el Maraha de Pokajú, Lazzlo Lozzla o Arabela, la yegua que no puede evitar detenerse y sonreír ante la cámara, son palabras que bien pueden desatar una conversación entera o servir casi como código para señalar algo o a alguien. Don Gato vive en un bote de basura en el callejón de Hoagy —Hoagy’s Alley—, en Manhattan, basado, según la trivia, en el auténtico Hogan’s Alley. En Wikipedia no aparece el autentico callejón pero se pueden encontrar varias entradas para Hogan’s Alley, desde una instalación de entrenamiento del FBI en Quantico, Virginia, hasta una película producida por la Warner Brothers en 1925, pasando por un videojuego de Nintendo de 1984, un callejón real en Vancouver y una tira cómica de finales del siglo XIX llamada, precisamente, Hogan’s Alley.

En su libro Picturing the City: Urban Vision and the Ashcan Shool “un movimiento artístico de principios del siglo XX en los Estados Unidos, mejor conocido por sus obras retratando escenas de la vida cotidiana en Nueva York”—, Rebeca Zurier escribe sobre el Yellow Kid, un personaje que debutó en la tira cómica de 1890 Hogan’s Alley:

“Su apodo viene del color de su camiseta, probablemente resultado de un experimento del impresor con un nuevo tono de tinta. Cada semana, el dibujante Richard Outcault presentaba una escena a página entera en la que niños, animales y ocasionalmente adultos se liaban en un enorme alboroto. […] Más que un símbolo genérico de la infancia, el Yellow Kid era un ejemplo de una nueva particularidad en el humor urbano. Aunque su ascendencia no es clara, no hay duda de su clase social y su origen étnico. Se llamaba Mickey Dugan y Hogan’s Alley representaba un barrio pobre irlandés en la parte baja de Manhattan.”

Más adelante Zurier agrega que “en una época de creciente atención al crimen urbano y al orden social en la ciudad, al menos sobre papel, el escenario social de Hogan’s Alley era notable porque representaba un mundo alegremente anárquico en el que niños de barrios pobres vivían por su cuenta, sin que las reglas de la sociedad educada o las cruzadas de la Era del Progreso los tocaran.”

Hogan’s Alley dejó de dibujarse en 1898, pero el nombre y algunos personajes se mantuvieron en la memoria popular por varios años. Zurier dice que al rededor de 1900, el ala para alcohólicos del hospital St. Agnes en Baltimore fue bautizada como Hogan’s Alley. Por eso no es extraño suponer que Hoagy’s Alley, el callejón en Manhattan donde vivía Don Gato con su pandilla de revoltosos fuera un guiño, casi un homenaje a Hogan’s Alley, el Yellow Kid y el resto de niños mal portados. Pero volviendo a Don Gato, ¿Dónde vivía Charlie Dibble, mejor conocido como el oficial Matute?

Un sitio de trivia sobre Don Gato informa que en la historia The No-Strain Brain, publicada en el número 7 de la versión impresa de Top Cat comics, de julio de 1963, Spook —para nosotros Espanto— dice que el oficial Daniel D. Dibble vivía en el número 66 de West Elm Avenue. Al parecer en Manhattan no hay ninguna avenida Elm. Hay una avenida Elm en Brooklyn, entre las avenidas M y N, al norte y sur, respectivamente, y la avenida Coney Island al oeste y la calle 16 al este. Si Matute vivía en Elm Avenue en Brooklyn, para llegar a Lower Manhattan tendría que tomar la línea Q del metro en la estación de la avenida M, cambiar a la 4 en Barclay Center y de ahí hasta Wall Street Station, digamos. Un viaje de unos 40 minutos, según Google Maps. Claro que habría que ver si hoy, 54 años después, al oficial Matute le alcanzaría su sueldo de policía para vivir en Elm Avenue, en Brooklyn —donde un departamento de 90 metros cuadrados renta 1,300 dólares mensuales (el salario promedio de un oficial de policía en Nueva York está en el rango de los 3,500 a los 6,500 dólares mensuales). Pero, ¿a qué viene el interés por saber dónde vivía el oficial Matute?

¿Sabe dónde viven los policías que patrullan por el rumbo de su casa? Ya que cuando cualquier revista extranjera habla de la Ciudad de México parece centrarse en un par de colonias, supongamos que usted vive en la Condesa y que el oficial Matute que patrulla en su barrio tiene que hacer un viaje, como el otro Matute, de no más de 40 minutos en metro. De la estación de metro Chilpancingo a Nativitas, según Google Maps, el viaje dura 16 minutos, 21 a Escuadrón 201, 24 minutos a Culhuacán, poco más de 40 minutos a Tezonco, línea 12. Según un artículo publicado por El Economista, la renta de un departamento a lo largo de la línea 2 (donde está la estación Nativitas) va de 2,500 a 12,500 pesos; en la línea 8 (Escuadrón 201) el costo va de los 3 mil a los 13 mil pesos; en la línea 12 (Culhuacán y Tezonco) las rentas están entre 2,800 y 16, 400 pesos. Ahora, según otra nota —en Publimetro—, el sueldo promedio de un policía en la Ciudad de México es de 10,700 pesos mensuales. Esto quiere decir que el oficial Matute chilango, hoy, tal vez no podría pagar la renta de un departamento a menos de 40 minutos en metro del lugar donde trabaja, si es en la Condesa. Quizá le alcanzaría para los de rentas más bajas en las lineas  2 y B—, pero imagine como serán esos departamentos y pregúntese si usted quisiera vivir ahí. Además, imaginemos que el oficial Matute puede tener esposa, hijos y otras gastos además de pagar la renta que, idealmente, dicen, no debe rebasar el 30% de los ingresos mensuales, esto es, poco más de 3,500 pesos —ni soñar que viva en la Condesa, donde trabaja.

Por supuesto comparar el nivel de ingresos y la ubicación de la casa de Charlie Dibble en los años 60 en Nueva York con los de nuestro oficial Matute hoy en la Ciudad de México no tiene mucho sentido, sobre todo porque el primero es un dibujo animado —aunque el segundo también es imaginario. Con todo, cada vez que hablemos de inseguridad y similares en la Ciudad de México y otras del país, tal vez valiera la pena preguntarnos, de paso, dónde vive nuestro oficial Carlitos Matute, si es que conocemos su nombre y su apellido y ya no digamos el día de su cumpleaños —18 de diciembre para Charlie Dibble, día en que la pandilla recolectó regalos que, aunque el plan original de Don Gato era venderlos para ganar dinero, decidieron entregárselos afectuosamente.






ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Charles Jencks (1939-2019)

Charles Jencks, el historiador y crítico que fuera reconocido sobre todo por sus planteamientos sobre la Posmodernidad, murio a los 80 años de edad el 13 de octubre del 2019.

Ver más
Publica

¿Cómo vivir juntos?

Hashim Sarkis, curador de la 17ª Bienal de Arquitectura en Venecia, propone el tema ¿Cómo viviremos juntos? Ante eso, el INBAL ha vuelto a optar por un método poco claro para seleccionar la obra que se mostrará el próximo año.

Ver más