7 julio, 2016

Diluvio interior

por Anna Adrià

espacioEF


IMG_6948

Con motivo del centenario de Simon, la compañía ha presentado su nueva colección en un espacio diseñado por el Estudi Antoni Arola: Simon 100.

Antoni Arola es diseñador fundador del estudio. Sus proyectos tocan campos muy diversos: la iluminación para Santa&Cole, Vibia, Biabizzuno, mobiliario, proyectos de interiorismo e instalaciones efímeras. Además es profesor del Posgrado Lighting Design de Arquine junto con la UPC en el que imparte un taller de lámparas con los alumnos.

La instalación se ha montado en la antigua fábrica de Simon en el barrio de Poblenou de Barcelona y sólo se puede visitar con cita previa. La fábrica estuvo en funcionamiento hasta hace cinco años aproximadamente, cuando la empresa se mudó al ensanche de la ciudad catalana. El edificio, construido a mediados del siglo pasado, hace esquina entre dos calles y tiene forma de ‘L’ achaflanada siguiendo el plan Cerdà.

El plan Cerdà parte de un esquema de dualidades que articulan las necesidades humanas: relación y aislamiento, sociedad e individuo, movimiento y reposo. La cuadrícula propuesta por Ildefonso Cerdà tiene por primera vez unas medidas y unas características justificadas. Defiende esta cuadrícula para facilitar la movilidad y para conseguir una edificación que cumpla unas condiciones aceptables de densidad, ventilación y asoleo:

– 20 m el ancho de las calles.
– chaflán como un octágono de 20m de lado.
– vivienda que ocupa el 50% del terreno.
– densidad de 250 habitantes por hectárea.

(Cerdà 150. Años de modernidad. Francesc Magrinyà y Fernando Marzá)

La instalación se encuentra en la planta baja de la fábrica y ocupa una tercera parte de toda la superficie. En la planta libre con columnas ordenadas se aprecia la estructura de la pieza de Arola. Eso que normalmente no se ve pero que te enseña el truco de cómo se aguanta todo. Tableros de madera con sus respectivos arriostres, también de madera, amurallan la instalación.

planta 2

La razón por la que esta pieza se ha montado es el centenario de una empresa de material eléctrico de baja tensión. Simon 100 permite digitalizar los espacios para crear experiencias que se adaptan al usuario. Toda la instalación funciona mediante sus nuevos interruptores, que dan rienda suelta al espectador para que accione las diferentes escenas a su antojo. La propuesta evoca a la magia que también saben crear dos de los grandes, James Turrell y Olafur Eliasson, por todo lo que Arola logra en una misma instalación. El juego con la luz, la atmósfera y la bomba meteorológica en el interior.

IMG_6974

El primer espacio es un pasillo ancho que se funde en una curva al final. La pared que cierra el espacio, a un lado de la puerta de acceso, es un espejo en el cual el espectador se ve reflejado y ahí es donde encuentra los interruptores para dinamizar el espacio. ¿Todo lo que te rodea es blanco? ¿Azul? ¿Rosa? ¿Naranja? Puede cambiar de color según lo que tú quieras. Los muros, blandos, que emiten la luz retro proyectada se funden con un suelo reflejante que al ser blanco, con la luz, se mimetiza con el resto del espacio.

IMG_6949

En mi paso por este lugar, decidí hacerlo envuelta en el azul intenso.

Al final del pasillo, otra puerta, accionada por un interruptor, se abre de forma automática y te da acceso a un espacio opuesto al anterior. El espectador pasa de un recorrido relativamente alargado, sumamente iluminado, de superficies originalmente blancas, a una habitación de planta cuadrada, negra y oscura. El suelo y el techo de rejilla. Al fondo de la estancia, con la poca luz que hay, parece que hay un espejo de agua. En el lado opuesto, cerca del acceso, un espacio para sentarse y un cubo con paraguas transparentes.

¿Paraguas?

En este espacio el público no solo observa sino que se moja. Entrando a mano derecha hay una serie de interruptores con un símbolo cada uno, relacionado con la meteorología.

IMG_6954

El más impresionante es el que tiene dibujada una nube con un relámpago y agua. Al accionarlo, empieza a gotear agua sobre la parte inundada, pero poco a poco, el agua va agarrando fuerza y terreno para llegar al espectador.

Es maravillosa la sensación de poder controlar el tiempo y que llueva en el interior.

IMG_6963

Al salir, por suerte, no hay un choque con la realidad sino que el espectador sigue en esa planta baja anclada en el pasado, con varios ejemplos de tecnología audiovisual de última generación. Contrastes que te permiten poco a poco volver a la Barcelona del siglo XXI después de vivir una experiencia que a mí todavía me hace sonreír.

IMG_6971


Conoce el Posgrado Espacio efímero de Arquine y la Universidad Politécnica de Cataluña. El posgrado está pensado con la finalidad de ofrecer conocimientos especializados a personas de toda la república, laboralmente activas. Por ello, las clases se imparten cada quince días, viernes por la tarde y sábados a lo largo de toda la jornada.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Maridaje a color

El carácter efímero de la luz tiende a estar abierto a narrativas e interpretaciones personales.

Ver más
Publica

Alumbrado en el espacio público

La red vial de la Ciudad de México tiene una longitud superior a los 10,000 kilómetros que hace de la calle el espacio público más extenso de la ciudad. A pesar de que el alumbrado público es uno de varios elementos que conforman la calle, su papel es fundamental en la imagen, el medio ambiente y la economía de una ciudad.

Ver más