24 junio, 2013

De máximos de producción a mínimos de habitación

por Andrea Griborio | @andrea_griborio

No por casualidad la palabra conjunto aparece como sustantivo inicial en las definiciones de Campus y de Colección. El primer término hace referencia al conjunto de terrenos y edificios pertenecientes a una universidad; el segundo, al conjunto ordenado de cosas, generalmente de una misma clase, reunidas por su especial interés y valor. El punto donde ambos conceptos se relacionan, es precisamente el que revalora la agrupación de determinadas piezas por su peso propio, para reivindicar el significado de coleccionar como acción que congrega a los referentes que servirán para escribir o relatar la historia dentro del tiempo. El Campus Vitra en Weil am Rhein, desde hace más de 25 años a sigue la estrategia de confiar los proyectos de su sede a arquitectos de gran prestigio internacional, para convertirse así, no sólo en una de las más importantes empresas dedicada a la fabricación de muebles de diseño desde el siglo XX, sino también, en uno de los lugares que reúne el más destacado conjunto heterogéneo de arquitectura contemporánea.

Este conjunto reúne los edificios de producción del británico Nicholas Grimshaw, construidos en 1981 y 1986; el Vitra Design Museum y el edificio de producción (1989) de Frank Ghery (Pritzker 1989) – sus primeros edificios en Europa –, el pabellón de conferencias (1993) de Tadao Ando (Pritzker 1995), en 1993 la Estación de Bomberos de Zaha Hadid (Pritzker 2004) – su primer edificio construido –, en 1994 se incorpora otro edificio de producción del portugués Alvaro Siza (Pritzker 1992). En el año 2000 se traslada desde Cánada un Domo de Richard Buckminster Fuller que data de 1978, y en el 2003 se instala como nueva pieza del campus una estación de gasolina, ya en desuso, de Jean Prouve realizada en 1953. La parada de bus al campus aparece como diseño de Jasper Morrison en el 2006 y en 2010 se incorpora la VitraHouse de Herzog & De Meuron (Pritzker 2001) y se inicia la construcción de un nuevo edificio de producción en cargado a SANAA – Kasuyo Sejima y Ruy Nishizawa – (Pritzker 2010) el más grande del Campus, con una superficie de 20,000 mt2 y un diámetro de 160 metros, este edificio que aumenta considerablemente la capacidad de producción del campus, precede en aparición a la más pequeña pieza adquirida por Rolf Fehlbaum, presidente de Vitra, quien compartió como jurado del premio Pritzker algunos años con el arquitecto a quien hace su nuevo encargo, “Diogene” de Renzo Piano (Pritzker 1998). ‘Diogene’ es la materialización de la obsesión del arquitecto por la idea de habitar un espacio mínimo, tema que le ha intrigado desde sus años de estudiante y que a lo largo de su carrera ha ido estudiado. No sólo sus alumnos en la Architectural Asotiation en los años 60 lo acompañaron en su inquietud al diseñar con él viviendas en miniatura, también podría encontrarse esta inquietud en las recientes celdas diseñadas para el convento de las clarisas en el cercano convento de Ronchamp. Más allá de un estudio sobre la vivienda mínima, Piano indaga en la ocupación mínima, en lo realmente necesario, excluyendo del pequeño objeto algunas funciones que hoy día serían consideradas imprescindibles, para hacer de la pieza una módulo autosuficiente, autárquico, con una superficie 2,5 x 3 m, se puede transportar arriba de un camión, montada y equipada, al lugar que se desee. La imagen de ‘Diogene’ remite a la figura de una casa sencilla, aunque está equipada con una serie de sistemas complejos que garantizan su independencia con el entorno, posee células fotovoltaicas y paneles solares, un depósito para el agua de lluvia, un retrete biológico, ventilación natural y triple acristalamiento aislante. Quizás lo más interesante es que ‘Diogene’ no se trata de un producto acabado, sino de un método de prueba que permitirá comprobar el potencial de la casa mínima. Vitra se adentra así en un nuevo territorio con este proyecto, donde el público participará en las pruebas de este producto, y serán estas las que determinarán su posible fabricación en serie o hacia que dirección avanzará este proyecto en el futuro.

01520095

01522309

01553779

 

Imágenes cortesía de © Vitra

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

PREVI, La vivienda como proceso

La gran lección de PREVI (Proyecto Experimental de Vivienda) de Lima, es que ve a la vivienda no sólo como un producto de necesidad o un bien patrimonial, la vivienda se ve como una actividad, un proceso que construye comunidad.

Ver más