23 septiembre, 2021

Convento San Francisco

por Arquine | @arquine

Nombre del proyecto: Convento San Francisco
Arquitectos: Amelia Tavella Architectes
Superficie: 1000 m2
Ubicación: Francia
Fotografía: Thibaut Dini
Fecha: 2021


Amelia Tavella acaba de finalizar la rehabilitación y ampliación del Convento San Francisco, en Santa-Lucia di Tallano, Córcega. Este edificio estuvo parcialmente en ruinas desde 1480. A pesar de tratarse de un monumento histórico, durante mucho tiempo estuvo abandonado.

De espaldas al cementerio, domina la vista al pueblo. Por otro lado, el convento tiene un frente y un backstage que alberga un olivar, un feliz jardín de comida celestial. Frente al proyecto, se observa el espectáculo de las montañas de Córcega. Aquí late el corazón de Alta Roca. La belleza allí es religiosa, sobrenatural.

La naturaleza ha crecido dentro del edificio. Se deslizó entre las piedras y luego se transformó en una armadura vegetal que protege contra la erosión y el colapso. En la fachada se incluye una higuera. La madera y las raíces se vuelven estructurales dentro del diseño, ya que son un componente  esencial del monumento histórico, por lo que honrado su naturaleza que protegió durante mucho tiempo al edificio inactivo antes de su resurrección. Amelia Tavella ha optado por conservar las ruinas y reemplazar la parte rota, la parte fantasma, con una intervención a base de cobre.

El cobre dejaba un gesto de suavidad, es femenino como la piedra. Sin embargo, a diferencia del granito, se acerca a su grandeza, por su preciosidad y su propensión a captar la luz, a reflejarla, enviándola de vuelta al cielo como las oraciones de los monjes y los fieles que se dirigen al Altísimo.

Sus moucharabiehs dirigen la luz hacia adentro. La luz se captura y se difumina como si atravesara la vidriera de una iglesia. Material noble y deslumbrante en el primer sentido del término, el cobre transforma el lugar en una experiencia.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Vivienda Himmel

Con el fin de concretar el proyecto, un hogar de retiro, la pareja de clientes halló la ubicación ideal en una zona remota, en la cual el protagonista no sería la construcción, sino el paisaje mismo.

Ver más