28 julio, 2017

Contraste de tiempos: lo pasado, lo presente y lo futuro

por Arquine | @arquine

 

Proyecto arquitectónico: Casa de té en Hutong
Diseño arquitectónico: ARCHSTUDIO
Sitio web: archstudio.cn
Ubicación: Beijing, China
Fotografía: Wang Ning
Año: 2015


 

Antecedentes

El proyecto se ubica en el distrito tradicional de Beijing Hutong. El terreno es un espacio en forma de ‘L’ y con 450m2. Con cinco casas tradicionales, el conjunto originalmente funcionaba como punto para reuniones de negocios de ciertas compañías, pero debido a su mala gestión decayó y se decidió transformarlo en una cafetería. Ahora es un lugar amplio para leer mientras disfrutas de un té.

Restaurar lo antiguo

Para el desarrollo del proyecto se comenzó analizado el edificio antiguo, primero en su dimensión de conjunto, donde se encontró que el ala norte es sumamente relevante pues pertenece a la dinastía Qing, después en su condición material, donde se analizó la estructura de madera, el uso de ladrillos grises y sus dimensiones.

En la nueva propuesta se reconstruyeron las casas del Este y del Oeste, construidas en los años 70 y 80’s, y se incorporó una estructura de madera y una cubierta que le da unidad al conjunto. Por otro lado, en el ala norte se repararon ciertas secciones con daños severos, sin comprometer su apariencia histórica. Para la remodelación se tomó en cuenta la edad del edificio, así como su valor histórico y financiero.

Incorporar lo nuevo

El nuevo entorno demandaba requerimientos de confort que la arquitectura anterior no podía ofrecer, por ello un corredor curvo crea una transición desde el pasado al presente. En el interior, la galería es un espacio blanco y transparente y, en el exterior, el edificio tiene una impresión rígida y fría. Así se crea un contraste de tiempos entre lo moderno y lo pasado, al tiempo que crea un diálogo entre lo presente y lo futuro.

El corredor del patio original se utiliza para crear tres casas de té con vistas independientes. La transición entre lo público y lo privado se controla a través de muros suspendidos, muros de cristal y un jardín de bambú. Las columnas que se reemplazaron hacen que los materiales viejos dialoguen con los nuevos para hacer que ambos crezcan juntos.

La ciudad antigua es históricamente rica y, a su vez, aparece como una realidad muy compleja. Su riqueza depende de mantener el equilibrio entre los valores históricos y artísticos. Este proyecto es un formato de nueva vida que mantiene y usa su historia para mejorar el uso de la instalación.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./