13 noviembre, 2020

Contar historias con la luz

por Arquine | @arquine

 

Presentado por :

Del mismo modo que la luz no puede verse, sin ella no podemos ver.

La presencia de la luz en cada uno de nuestros días es tan elemental que a veces ni la valoramos conscientemente, aunque esta actúe de forma constante alrededor nuestro, en planos físicos, orgánicos, astronómicos, temporales y biológicos; e inclusive, para aquellos que así lo perciban, en planos sensoriales, metafísicos y hasta religiosos (Zapatero, 2013).

El control lumínico nació en el mundo del arte dramático por la necesidad de generar atmósferas que permitieran reforzar con la luz cada una de las escenas de un espectáculo. De ahí la diferenciación que hace el teórico George Izenour entre la luz escénica (stage ilumination) y la iluminación teatral (stage lighting), caracterizando la primera como el aspecto estático y técnico de la luz, y al segundo como el carácter dinámico, narrativo y expresivo de la luz. La iluminación forma parte de la narrativa y tiene como objetivo comunicar una emoción o un concepto. La luz acompaña la historia y con el control puede modificar la intensidad, el color o la temperatura de color y la dirección.

Como espectadores percibimos el espacio con la información que nos proporciona la iluminación de sus límites. El espacio depende en gran medida de la iluminación que lo revela (Luna, 2013).

La luz puede transformar completamente un espacio y también es capaz de afectar nuestros sentidos. Una experiencia completa es la que uno siente a partir de todo el cuerpo, y es interesante saber que con la iluminación podemos lograr ese tipo de experiencias que trascienden lo visual.

Cada experiencia conmovedora de la arquitectura es multisensorial; las cualidades del espacio, de la materia y de la escala se miden a partes iguales por el ojo, el oído, la nariz, la piel, la lengua, el esqueleto y el músculo (Pallasmaa, 2006).

La preocupación por el concepto de bienestar es lo que ha movido a algunas empresas relacionadas con el mundo de la iluminación y los sistemas de control a diseñar un sistema de iluminación arquitectónica que reproduce las diferentes temperaturas de color del ciclo circadiano en los espacios interiores. Esto significa que podemos tener la luz del exterior en el interior de nuestras casas y oficinas.

En cualquier caso, es fundamental maridar la luz natural con la luz artificial para lograr un espacio confortable en el que nos sintamos a gusto. Esto variará según la hora del día y el tipo de actividad que se vaya a desarrollar en el espacio. Desde una perspectiva estética, la luz natural proporciona un entorno mucho más satisfactorio para vivir y trabajar que su contraparte artificial.

 

ZAPATERO, V. (2013). Diálogos de luz. León, México: Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y Fundación Expresión en corto AC.


Ketra une la tecnología de la temperatura de color y el ritmo circadiano con un sistema de control que permite al usuario diseñar cualquier atmósfera.

Imágenes en orden de aparición:

La mujer justa, 2015 Dirección: Enrique Singer Iluminación: Víctor Zapatero

Squarespace Proyecto: A+I Lighting Designer: Lighting Workshop Tecnología: Ketra

Nike House of Innovation 000 Proyecto: CallisonRTKL Lighting Designer: Tillotson Design Associates Tecnología: Ketra

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Casa Lueri

En un contexto donde los edificios vecinos son altas medianeras y donde el barrio se va transformando para acoger cada vez mas edificios en altura y mas densidad de viviendas, nos encontramos con esta casa que pretende ser un refugio dentro de todo este caos.

Ver más
Publica

Casa en Los Vilos | Ryue Nishizawa

Esta es una casa proyectada para un hermoso sitio a orillas del Océano Pacífico en Chile. El proyecto involucra a ocho arquitectos japoneses invitados a diseñar una casa cada uno, junto con ocho casas diseñadas por arquitectos chilenos. Se forma un desarrollo residencial de dieciséis viviendas, al que pertenece esta vivienda.

Ver más