4 octubre, 2021

Concéntrico crece

por Carlos Lanuza | @carlos_lanuza_

La antigua Fábrica de Tabacos de la Rioja, ubicada entre las calles Portales y Marqués de San Nicolás en Logroño, ha colapsado. De sus detritus se han colmatado una serie de estancias de una escala menor —como de andar por casa— con respecto a los edificios circundantes. El choque entre la ciudad y las habitaciones no da tiempo a la compresión, es un descuido, un golpe. El suelo es el sedimento de la cerámica, inestable y ruidoso, es caminar sobre cristales rotos, la ruina bajo nuestros pies. Todo del mismo material, todo del mismo color, arriba el cielo azul.

Un solo módulo, simple y sencillo, articula una serie de estancias de las mismas dimensiones. El recorrido, lineal, conecta dos calles a través de la experiencia del ladrillo repetido hasta la saciedad. Inspiración, un poco equivocada quizás, en el libro Especies de espacios de Georges Perec, que nos recuerda:

Los apartamentos están construidos por arquitectos que tienen ideas muy precisas sobre qué debe ser una entrada, una sala de estar (living-room, recepción), una habitación de los papás, una habitación del niño, una habitación de la criada, un pasillo, una cocina o un cuarto de baño. Sin embargo, al principio todas las piezas se parecen poco o mucho, no vale la pena tratar de impresionarnos con historias de módulos y otras pamplinas: sólo son una especie de cubos, digamos son unos paralelepípedos rectangulares (…)

“Tipos de espacios” de Hanghar + Palma, en el Pasaje Chimenea. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

Con la cerámica se marca el espacio, se delimita, se expande y se contrae, nos separa y nos junta. Tres bancos circulares se posan sobre una plaza triangular con soportales en sus lados cortos: es la plaza del Ayuntamiento. El ladrillo, mampuesto sin argamasa, lo invade todo, se cuela y discurre sobre la piedra, dura y desoladora de la plaza. Tres circunferencias, indeterminadas, aparentemente aleatorias, son banco, juego y valla, separan y obligan al encuentro. La plaza, ese espacio público en el que la gente se encuentra, ha sido colonizada por el ladrillo.

“1973-2021” de Lanza Atelier, en la Plaza del Ayuntamiento. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

Lo mejor del colapso y la ausencia de argamasa es la dispersión del material. El ladrillo se reutilizará y será como si estas intervenciones continuasen existiendo, desmembradas y dispersas. Todo es efímero, la ciudad se deshace y se vuelve a hacer con su propia materia. La escala temporal queda en entredicho. ¿Cuánto dura un momento? 

Recorrer Logroño y encontrar reflexiones sobre el espacio es un regalo para todos. Que además del recorrido y la sorpresa, haya diálogo entre quienes pensaron las intervenciones y los vecinos, es necesario. ¿Cómo podemos acercar la experimentación espacial a la gente?

El festival internacional de arquitectura y diseño Concéntrico crece y evoluciona con la ciudad, no sólo con el número de intervenciones en el espacio público, sino también en actividades destinadas a afianzar la experiencia propia del evento. Concéntrico no se limita en cada edición, cambia y cuestiona su propio funcionamiento. El festival se difumina, encontraremos trozos de él diseminados por la ciudad, ya no solo como reflexiones que quedan en los vecinos, sino también como trozos físicos que por un momento formaron parte de las intervenciones realizadas. De esta manera se alcanzan múltiples dimensiones, temporales, físicas e incluso emocionales. Bancos de madera fabricados por los mismos vecinos acercan el oficio de carpintero a los participantes, los niños juegan con los módulos, sencillos y dinámicos. Este hacer con las propias manos dota de valor la pieza creada, hay una conexión a través de la experiencia. ¿Cuánto cuesta hacer un mueble? ¿Y tirarlo luego?

“Lea” de Hermann & Coufal, en la Biblioteca de La Rioja. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

La ciudad tendrá mobiliario, nuevos espacios de juego, menos estacionamiento y más vegetación que harán crecer las viviendas de Logroño gracias al festival. Han ganado verde y experiencia, soporte y vivencias. La experiencia del espacio ha ganado al ser desintelectualizada a través de su acercamiento, de recorrerla y cuestionarla.

 

“Arbre” de Laurent Martin, en la Gran Vía. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“39186 Habitaciones vacías” de VAPAA Collective, en la Casa Farias. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“Soucoupe Populaire” de École Supérieure de Design de Troyes, en la Chimenea Parque del Ebro. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“Paisaje topográfico pintado” de 44 Flavours, en la Villanueva. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“Pabellón Concéntrico” de Sauer Martins + Mauricio Méndez, en la Plaza Escuelas Trevijano. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“Support your local landscape” de Vivian Roti – Pablo Saiz del Río, en Viña Lanciano Bodegas LAN. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“La vida después” de Hori-Zonte, en el patio del Museo de la Rioja. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“Intermedio” de ESDIR / Nerea Illana + Guillermo Botella, en los Jardines ESDIR. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“Eclipse” de SpY, en la Cúpula de la Estación Intermodal. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“La cúpula” de Matteo Ghidoni – Enrico Dusi, en la Plaza del Mercado. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“Conversación sin palabras” de Radu Abraham, en la Plaza del Revellín. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“La contemplación de un límite” de Chávarri Estudio, en el Paseo del Ebro. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“Monumento a las Hermanas de la Revolución” de Aleksandra Wasilkowska, en el Patio del COAR. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

“Circum” de P + S Estudio de Arquitectura, en el Parque del Ebro. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

“Cabaña de San Bartolomé” de Paradigma Ariadné, en la Plaza de San Bartolomé. Fotografía: Concéntrico 07 / Josema Cutillas.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

lacaton&vassal: espacio libre-transformación-habiter

Hace no tanto, la moda era marcada por las revistas que incluían patrones. En la mayoría de los casos, ni quien usaba esa ropa ni quien la cosía había visto un desfile de moda, pero cierto conocimiento se trasladaba a través del papel. ¿Podemos pensar los libros y catálogos de exposiciones de arquitectura de la misma manera?

Ver más
Publica

Conversación con Florian Strob: la Bauhaus y la literatura

A lo largo de toda la modernidad podemos encontrar grandes trabajos teóricos sobre arquitectura o diseño. Se podría decir que el éxito de una parte de la arquitectura moderna se debe a que sus exponentes eran buenos comunicándose con el gran público fuera de la disciplina, y eran conscientes de ello. Una de mis citas favoritas sobre la importancia de escribir sobre arquitectura es de Adolf Loos: “Yo no necesito dibujar mis proyectos. Una buena arquitectura que deba ser construida puede ser escrita. El Partenón puede ser escrito.”

Ver más