23 agosto, 2013

Ciudades bordeadas

por Juan José Kochen | @kochenjj

“Dibujar es bordear una idea con una línea”, decía Henri Matisse sobre su lenguaje expresivo del color y dibujo abstracto. Cada vez más surgen asociaciones empíricas –y empáticas– que buscan trascender el significado, rol y quehacer cotidiano del arquitecto hacia otras formas de hacer arquitectura. Este es un caso que mezcla y abre distintas vetas; ilustraciones, geometrías, cartografías y crónicas urbanas representadas en una serie de dibujos como procesos o procesos de dibujo en continua exploración de ciudades invisibles.

La Galería DEAR, en Artículo 123, muestra un acercamiento a este discurso ambivalente con “FORMA URBIS ZMCM”. Se trata de una serie de crónicas dibujadas por el arquitecto Thorsten Englert, que aparecen representadas con simbolismos abstractos de la ciudad de México. Líneas que significan paisajes, intersticios urbanos y representaciones de una ciudad que desborda sus límites y crea barrios multifacéticos. “En un mundo de simulacros, los signos rayados sobre papel con una pluma o un lápiz sí tienen una manera de restaurar la autenticidad de la representación, así como de la validez de la naturaleza como centro, del valor socialmente relevante y del contenido simbólico del objeto o lugar que se está describiendo”. James Wines no sólo escribe sobre la inherente condición del dibujo a mano sino de la descripción de realidades y entornos desde la observación y captura de elementos para reproducirse como discursos y argumentos críticos.

Debería ser una práctica recurrente –muchos arquitectos deben tener carpetas de dibujos apilados o traspapelados– para identificar formas adyacentes de geografías, paisajes emergentes e ilustraciones postales. Los dibujos y cartografías personales pueden contar lo que sucede y además, lo que se encuentra detrás; explican un mundo codificado. Una cuestión urbana y social como constructora y transformadora de la morfología de la ciudad a partir de reflexiones y planteamientos conceptuales de la urbe como objeto de abstracción. Por medio de recorridos y mapas urbanos se analiza la evolución de la ciudad como personaje de una crónica dibujada; una invitación para caminar y leer la ciudad desde un enfoque personificado de la urbe como objeto de abstracción y estudio para futuras interpretaciones.

DSCN0991_900

DSCN1039_900

DSCN1037_900

Expo_05

Expo10

Expo_01

Expo_04

Expo_07

Imágenes Dear

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Casa manifiesto

El primer manifiesto en México se escribió en 1921. Anuncios, carteles y publicaciones como Irradiador e Urbe consumaron la vanguardia gráfica y discursiva del primer proyecto internacional de nueva estética en México. Hacia 1923 aparece Vers une Architecture, de Le Corbusier. En México, el libro circuló a partir de 1924 y Juan O’Gorman, Juan Legarreta y Álvaro Aburto asumieron el planteamiento técnico de “la casa es una máquina para habitar.”

Ver más
Publica

El paseo de un arquitecto

En 1951, Kaspé publicó ‘El paseo de un arquitecto’ con la finalidad de “dar a conocer algunas obras arquitectónicas de la capital todavía frescas; señalar algunos de sus rasgos característicos, provocando un intercambio de ideas sobre temas actuales”. Pero, ¿por qué arquitecturas contemporáneas daríamos un paseo hoy?

Ver más