11 mayo, 2018

Ciudad judicial

por Arquine | @arquine

 

¿Por qué llamamos un complejo como este ciudad judicial y no edificio judicial? Entendemos que las dinámicas absorbidas por el concepto de ciudad son más amplias. Los elementos están en constante diálogo, en una comunión espacial que permite la libertad y transparencia entre ellos. La reflexión sobre la ciudad permite pensar en crecimiento, permite pensar en futuro.

Se propone una agrupación dinámica, ordenada y acotada, generadora de múltiples espacios abiertos a manera de plazas que irán absorbiendo la topografía del paisaje buscando las mejores orientaciones y vistas para obtener edificios sanos y sustentables. Estas plazas contienen y potencian el vacío que permiten a los volúmenes el movimiento, y es aquí donde aparece la dinámica del conjunto que denominamos ciudad judicial.

El sitio en cuestión se encuentra en una zona de borde de la ciudad, observándose una carencia profunda de vinculación con los núcleos de desarrollo citadinos existentes.

Sin embargo, la existencia de un edificio (Ciudad Judicial Estatal) en el límite sur del terreno, sumado a la importancia del periférico como vía de conexión, y la potencia del paisaje natural hacia el poniente, generan respuestas directas del edificio hacia esos puntos, haciendo de estas directrices generales los vínculos con el entorno inmediato.

Se generan edificios individuales vinculados por una plaza lineal ascendente, respetando la topografía, donde se ordenan y posicionan los volúmenes que componen el conjunto.

La idea es crear un filtro semipermeable que unifique el paisaje arquitectónico en la búsqueda de un lenguaje espacial unitario y abierto al contexto.

El edificio es un paseo citadino entre volúmenes organizados y acotados programáticamente como analogía del espacio público, en la búsqueda y recuperación del espíritu de los edificios que se encuentran en la urbe.

El resultado es un complejo moderno, donde la lectura del total sea clara, rotunda y contundente, donde la imagen de seguridad, transparencia y eficiencia es la directriz y la guía de diseño general.

 


Nombre del proyecto: Ciudad Judicial Federal de Jalisco
Diseño arquitectónico: Tacher Arquitectos
Arquitectos a cargo: Arq. Alberto Tacher, Arq. Sara Tamez, Arq. Oswin Guzmán
Consultor: Arq. Marco Ramírez
Equipo de proyecto: Arq. Daniel Zepeda, Arq. Mónica Rivera, Arq. Jessica Tirado, DG. Aline Guzmán
Fotografía: Mito Covarrubias, Alejandro Fournier, Gerardo Cárdenas, Onnis Luque

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./