6 julio, 2018

Centro terapéutico

por Arquine | @arquine

 

Arquitectos: Estudi08014 (Adrià Guardiet, Sandra Torres)
Colaborador estructuras: Xavier Gimferrer
Colaborador instalaciones: Silvia Ros
Constructor: Zenlet (Josep Font)
Promotor:  Espai Gut
Fotografías: Pol Viladoms
Superficie: 240m2
Ubicación: Ca n’Aurell,Terrassa, España
Fecha: 2017


 

Este proyecto consiste en la transformación de un local de 26×10 metros situado en la planta baja de una ‘casa de cós’ del barrio de Ca n’Aurell de Terrassa, el ensanche más antiguo de la ciudad, muy cercano al centro histórico.

El edificio es de 1925 y destaca su estructura de concreto armado, muy innovadora para la época, que salva claros de hasta 10 metros. Sin embargo, las sucesivas transformaciones del local a lo largo de los años han ido ocultando la estructura original tras una superposición caótica de muros, falsos techos y revestimientos diversos. Debemos segregar el espacio en dos locales con accesos independientes. El principal, de unos 180m2, es un ‘coworking’ de profesionales de la psicología que contiene, por un lado, un ámbito con consultas privadas y, por el otro, un espacio diáfano donde desarrollar actividades para grupos: talleres, conferencias, exposiciones, etc. El segundo local, de unos 50 m2, es de alquiler. El proyecto está fundamentalmente condicionado por la escasez de luz natural y un presupuesto muy ajustado, en torno a los 500 € por metro cuadrado.


La propuesta se estructura en cuatro ámbitos que definen una secuencia de espacios encadenados. El primero es una estancia exterior bajo techo. Un espacio sin un uso específico a través del cual se accede a ambos locales. Se concibe como una prolongación de la calle que permite una transición gradual entre exterior e interior. Un ‘espacio intermedio’ característico de nuestro entorno climático y cultural.

El segundo ámbito está formado por un único espacio diáfano de 35 m2 con una altura libre de 4.40 metros donde se prevé el desarrollo de actividades para grupos. Se puede compartimentar con un sistema de cortinas para el desarrollo simultáneo de usos incompatibles a priori: comedor, talleres, charlas, circulaciones, sala de espera, etc.

El tercer ámbito es la zona de servicios: una cocina-office, un aseo adaptado y un almacén articulados a través de un pasillo de techo bajo y una materialidad diferenciada del resto del proyecto para reforzar su carácter de transición.

El cuarto ámbito, situado al fondo del local, es la zona de consultas: siete despachos de dimensiones variables entre 7 y 13 m2 organizados en torno a un espacio central situado bajo un lucernario. Un esquema arquetípico de planta central formada por un conjunto de habitaciones situadas alrededor de un vacío que aporta luz y ventilación y que puede funcionar eventualmente como una octava habitación, de modo que las estancias se encadenan y desaparecen las zonas de circulación.


La estrategia material y constructiva se basa, por un lado, en desvelar la estructura original; en segundo lugar, llevar luz natural a todas las estancias; finalmente, mejorar el comportamiento energético de un edificio con una construcción muy deficiente de origen. La primera acción es retirar todos aquellos elementos constructivos acumulados a lo largo de los años que no forman parte del edificio original. Los nuevos muros cerámicos, con una altura de 2.20 m, se pintan de blanco para potenciar la luminosidad. A partir de esta cota, los cerramientos se completan con bastidores de madera de pino cerrados con vidrio para que la luz circule entre las distintas estancias. Algunos rincones donde se busca crear un ambiente más cálido se resuelven con tableros de OSB.

Se plantean una serie de estrategias pasivas para reducir la demanda energética, como no climatizar los espacios comunes de uso discontinuo o evacuar el aire caliente de la zona de consultas por ‘efecto chimenea’ a través de una extracción forzada situada en la parte alta del lucernario.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./