12 abril, 2022

Centro de música pop en Kaohsiung

por Arquine | @arquine

Nombre del proyecto: Centro de música pop
Arquitecto: Manuel A. Monteserín Lahoz
Página web: en.manuelmonteserin.com/
Superficie: 88,000 m2
Ubicación: Kaohsiung, Taiwan
Fotografía: Yi-Hsien Lee | Chien Ming Chen, Ian Choi | Chen Hung | Su Bo-An | Kano Chang | Yu-Zhi Lin
Fecha: 2021


Junto a la desembocadura del río Love, el Centro de música POP se ubica en la ciudad portuaria de Kaohsiung, al sur de Taiwán.
En este enclave tan particular donde el agua se manifiesta como el eje central de la vida de los taiwaneses —tanto a nivel económico con el puerto más grande de Taiwán, como a nivel urbano con el río Love dibujando una línea divisoria entre las dos partes de la ciudad, como a nivel ambiental donde la humedad relativa oscila entre el 60% y el 80%—, el proyecto propone un paisaje de geometrías rescatadas del fondo marino. Espumas, corales, algas, olas y animales acuáticos, se ordenan por la superficie y se especializan en usos concretos, así, cada pieza manifiesta una personalidad propia y un reto formal y, al mismo tiempo, se integra dentro de un ecosistema común.

El impulso conjunto entre el Ayuntamiento de la ciudad, el Ministerio de Cultura y el gobierno central de Taiwán para dotar al área portuaria Kaohsiung de una nueva dimensión cultural, cobra su máxima expresión con el centro dedicado a la música pop. La industria del pop, tiene un fuerte calado identitario en la sociedad de esta parte de Asia. En Taiwán, debido a su historia y situación geopolítica se ha desarrollado un estilo singular, donde conviven muchos elementos culturales y en el que comienza a reivindicarse, cada vez más, la tradición propia. Del mismo modo, el proyecto, filtra la tradición entre arquitecturas icónicas y, al mismo tiempo, propone un diseño flexible en el que pueda caber el programa pero también, la reapropiación cultural de los usuarios.

El ecosistema de espacios que componen El Centro de la Música Pop de Kaohsiung son como «La gran Ola», con un auditorio exterior para 12.000 personas, una sala de conciertos para 3.500 personas y dos torres con programa de oficinas, museo y salas de ensayo, «Las ballenas» que lo compendia seis live houses para eventos, conciertos o presentaciones. Los Live houses o “ballenas”, son una serie de espacios, que se asoman al mar, para organizar eventos, conciertos o presentaciones. Fueron las primeras piezas que se terminaron (en 2017) de todo el complejo. Son seis, dos grandes, dos medianas y dos pequeñas y están conectadas por un gran aparcamiento en el sótano. Lo más característico de los Live Houses son sus cubiertas vegetales que, además, son transitables.

También se ubica una parte del ecosistema titulada como «Delfines», el cual se trata de 5 restaurantes conectados por una pasarela. Los Delfines recorren, paralelos al tranvía, todo el Kaohsiung Pop Music Center. Son una espina dorsal que cose las dos grandes zonas divididas por el río Love. Por último «el coral» y una serie de parques y paseos. En el Coral cupa el área central del Kaohsiung Pop Music Center. Se trata de una gran cubierta a base de paraguas hexagonales unidos que apoyan sobre pilares ramificados (tomando como referencia los de Frei Otto). Finalmente, se decidió mantener la cubierta como el diseño más eficaz para combinar espacios cerrados, que contienen programa comercial y de exposiciones, y espacios abiertos en sombra donde, de forma espontánea, se desarrollan una gran diversidad actividades (mercadillos, bailes callejeros, teatros, etc).


Los pilares ramificados que permiten muy pocos apoyos y grandes luces, junto con la flexibilidad que posibilita el uso del módulo hexagonal, han sido claves para generar un diseño muy versátil y adaptable a las modificaciones tanto del programa, como de la superficie que se han ido dando a lo largo de todo el proceso. Esta adaptabilidad también será clave a la hora de albergar distintos programas en el futuro. El proyecto culmina con un diseño urbano integral con paseos y un gran parque en la desembocadura del río Love.

El clima húmedo tropical taiwanés, garantiza que en pocos años la zona se pueble de vegetación exuberante y pueda convertirse en uno de los pulmones más importantes de una ciudad industrial tan afectada por la contaminación.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./