30 junio, 2019

Catuçaba

por Arquine | @arquine

 

Nombre de proyecto: Hacienda Catuçaba
Arquitectos: studio mk27 | Marcio Kogan + Lairs Reis
Página web: studiomk27.com
Colaboradores: Carlos Costa, Diana Radomysler, Flavia Maritan, Laura Guedes, Mariana Simas, Oswaldo Pessano
Superficie: 309 m2
Ubicación: Catuçaba, Brasil
Fecha: 2016
Fotografía: Fernando Guerra


 

Extendida sobre el valle, a una altitud de 1.500 metros, la casa tiene una fuerte relación con la naturaleza local, abundante durante la mayor parte del año. Eso permite autonomía en la generación de energía. La premisa principal del proyecto es hacer que el consumo de energía sea eficiente y al mismo tiempo ofrecer comodidad al usuario, comenzando con la simplicidad del contacto con la naturaleza local.

Su estructura prefabricada de madera FSC, permanece apoyada en el terreno a través de algunos pilares, sin tocar directamente el suelo, por lo que responde bien a la necesidad de construir en un terreno accidentado, lejos de la ciudad y de difícil acceso. Sobre esto, el suelo externo es una cubierta también hecha de madera certificada y el piso interno es de ladrillo de arcilla hecho del suelo local. De esta misma tierra se hace la casa.

Los divisores de la casa son marcos de madera con aislamiento de lana de PET, lo que la convierte en una casa ecológicamente correcta. Los marcos con ventanas dobles garantizan el confort y la ventilación. El techo es una plataforma de madera con vegetación que integra la casa con el entorno que compone la zona del terreno sombreado por ella. En el vasto paisaje, la casa crea un vínculo entre lo que se construye y lo que es natural.

Este proyecto ha recibido una certificación de platino por parte del Green Building Council Brasil, el nivel más alto posible. Este es el primer proyecto brasileño en recibir tal certificación de alto nivel.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Ingo Maurer (1932-2019)

Ingo Maurer (1932-2019) pensaba que “sin tomar riesgos, sin trabajar con objetos que no corresponden precisamente a una idea consolidada de belleza, nuestras ideas no se desarrollarán y la calidad estética de nuestro trabajo se deteriorará gradualmente. A veces, menos buen gusto es mejor gusto.”

Ver más